¿Qué se hace con la familia de un toro que mata a un torero?

¿Qué se hace con la familia de un toro que mata a un torero?

La tradición taurina dice que se debe matar a la reata, pero la decisión de sacrificarla o no es de la ganadería

C. GARCÍA

¿Qué ocurre cuando un toro mata a un torero? Tras este desgraciado suceso, algunas voces aseguran que la tradición dictaría que si un astado mata a un torero, los miembros de su familia (padres e hijos) deben ser sacrificados con él para evitar que algún gen agresivo pueda heredarse. Según esta tradición, la familia de Provechito, el toro de Baltasar Ibán que mató a Iván Fandiño el pasado sábado, debería ser sacrificada.

Noticia relacionada

De momento no se sabe qué medidas tomarán desde la ganadería, pero la decisión última corresponde al responsable de la res. En 2016, cuando otro toro, Lorenzo, mató a Víctor Barrios, se sacrificó a la madre del astado, Lorenza; entonces, desde Los Maños se informó de que la muerte de la vaca se debió a que era muy mayor y no tenía vinculación con el triste final del torero.

Desde sectores antitaurinos se ha criticado muy duramente esta norma. También hay sectores taurinos que defienden esta práctica por considerarla un «acto preventivo» de futuros percances en el ruedo.

Históricamente se conocen las muertes de algunas madres de famosos toros que mataron a icónicos toreros. Fue el caso de la madre de Burlero, el toro que acabó con la vida de José Cubero. También fue sacrificada la madre de Avispado, el astado que mató a Paquirrín; y el mismo destino corrió Islera, madre de Islero -el toro que mató a Manolete-, cuya cabeza se expone en Sevilla. Aunque los fallecimientos de las dos primeras son teorías sin confirmar, el caso de Islera es uno de los más famosos.

Sin embargo, la Fundación Toro de Lidia asegura que esta tradición no se sigue en la actualidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos