Dakota, de 'Hermano Mayor', vuelve a liarla en 'Cámbiame'

Dakota, de 'Hermano Mayor', vuelve a liarla en 'Cámbiame'

Cristina Rodríguez, encargada de su cambio, ha confesado que le daba «un poco de miedo»

LA VERDAD

Dakota Tárraga es sin duda la participante más conocida que ha pasado por el programa 'Hermano Mayor'. A pesar de su carácter agresivo y su actitud conflictiva, la joven está totalmente recuperada por dentro, pero esta vez ha querido también verse bien por fuera: "quiero que la gente se dé cuenta de que he cambiado de verdad", aseguraba en el programa.

Cristina Rodríguez, coach de 'Cámbiame' y encargada del cambio de Dakota, ha confesado que al principio le daba “un poco de miedo”, pero poco a poco hemos podido ver como la estilista se ha ido soltando con su participante, quien ha recordado algunos de los momentos que pasó durante su estancia en el programa 'Hermano Mayor'.

La joven, a pesar de su fuerte carácter, es la más recordada del programa emitido en Cuatro por sus frases tan características como “me pica la nariz y eso significa movida” o “dame mis 31 euros”, que finalmente terminaron haciéndose virales en Twitter. Sin embargo, a pesar de su recuperación, la joven sigue teniendo mucho carácter e hizo que el programa de ayer no fuera para nada relajado.

Dakota ha chocado mucho con los estilismos que le ha puesto Cristina Rodríguez, confesando que “ni en carnaval me visto yo así” y que sentía que estaba haciendo el ridículo con ellos puestos. Pero sin duda, el momento de máxima tensión ha llegado en maquillaje y peluquería cuando el equipo del programa cortaba las puntas de la joven. "Lo voy a decir bien claro. Y delante de todo el mundo, no me voy a cortar ni tres. ¡Me habéis jodido la vida!", gritaba la joven alterada, haciendo pasar uno de los peores momentos que Cristina ha vivido en televisión.

Finalmente, Dakota Tárraga desfilaba por la pasarela de 'Cámbiame' muy nerviosa y buscando constantemente la mirada de su madre. “Estás guapísima”, le repetía una y otra vez a la joven, quien al mirarse en el gran espejo ha sonreído y se ha tocado el pelo de manera coqueta, confesando que le gustaba el cambio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos