Rodrigo, de Gran Hermano 17, lleva a su madre a 'Cámbiame'

Natalia ha sido la estilista que ha cambiado a Rosa.
Natalia ha sido la estilista que ha cambiado a Rosa.

El novio de Bea, la ganadora del reality, propuso a su madre, Rosa, para que se hiciera un cambio de imagen

C. GARCÍA

'Cámbiame' sigue sorprendiendo a sus invitados y también al público. El programa de cambios de imagen de Telecinco llevó hoy entre sus participantes a un viejo conocido de la audiencia, Rodrigo de Gran Hermano 17. El joven madrileño no pedía un cambio para él, sino para su madre, Rosa, que fue su defensora durante su etapa en el concurso.

Rodrigo ha sido el segundo en aparecer en la pasarela de 'Cámbiame', lo hacía con el titular: 'Su cambio podría salir en los telediarios', palabras que ya hacían prever la grandeza del participante. Una vez en la pasarela, el joven explicó que quería proponer a su madre para un cambio de imagen en agradecimiento por todo el apoyo que le había brindado durante su etapa en el reality, además opinaba que necesitaba renovar su estilo. Pelayo y Juan decidieron darle al pulsador y renunciar a cambiar a Rosa, Natalia se quedó con ella.

Rosa, famosa por haber hecho la croqueta en el plató de Gran Hermano, fue presentadora y editora de los telediarios hace algunos años, por lo que el mundo de la televisión no le es ajeno. La madre de Rodrigo tiene un estilo algo anticuado, según opinaba Natalia, razón por la cual merecía el cambio.

Este primer 'Cámbiame' de julio ha contado también con la visita de Bea, la ganadora de Gran Hermano 17 y novia de Rodri. La pareja se ha sentado entre el público mientras Rosa se sometía a su metamorfosis. El resultado ha sido tan espectacular como siempre: Rosa se ha despedido de su melena rubia por una algo más corta y de color castaña, pero, a la audiencia, lo que más le ha gustado ver es a Rodrigo y Bea juntos de nuevo en televisión.

Fotos

Vídeos