Amaia Montero da la cara y explica el motivo de su desastrosa actuación

Amaia Montero da la cara y explica el motivo de su desastrosa actuación

«Era evidente, evidentísimo, que tuve problemas de sonido»

LA VERDAD

Amaia Montero, exvocalista del grupo español 'La Oreja de Van Gogh', se encuentra en el punto de mira debido al polémico concierto que protagonizaba el pasado fin de semana en San Antonio de Renedo, el pueblo cántabro donde presentaba su nuevo disco 'Nacidos para creer'.

La cantante habría recibido abucheos por parte del público no solo por los evidentes problemas técnicos, sino también por la escasa afinación que Montero tenía en muchas de las canciones. Así, los vídeos del concierto rápidamente se han hecho virales en las redes sociales, algo que también ha dado lugar a que muchas personas comenten las condiciones en las que la vasca subió al escenario.

Sin embargo, Amaia ha visitado el programa 'Cazamariposas' de Divinity donde ha explicado los motivos de ese desastroso concierto.«Era evidente, evidentísimo, que tuve problemas de sonido», comenzaba a explicar la cantante, que además añadía que «de ahí a todo lo que se está comentando me parece atrocidad, una barbaridad. Y ya, entre mi transformación de cara y esto, me han llamado de todo».

«Por favor, lo único que pido a todos mis haters, que lo den todo de una, que lo digan ya todo de una. Que si Amy Winehouse, que si abucheos... Abucheos no hubo, te lo aseguro. Es más, es que a mí te diré que nunca me han abucheado», se defendía Amaia Montero en el programa de 'Mediaset', donde además concluía diciendo: «No sé cuántos conciertos he hecho en mi vida, pero jamás se ha hablado tanto».

Finalmente, la artista, que sigue estando en 'shock' por lo ocurrido, ha querido disculparse durante una entrevista en el diario 'La Vanguardia' con los espectadores y el resto de seguidores que hayan podido sentirse ofendidos o decepcionados tras el concierto gratuito en Cantabria: «Lo siento de verdad. Lo de que haya problemas técnicos en un concierto es lo más habitual del mundo, sobretodo en el primero, cuando no estamos rodados. Pero en estos momentos no sé bien que decir porque tengo más ganas de llorar que otra cosa. Desde luego, el que me ha querido hacer daño, lo ha conseguido. Simplemente, darles la enhorabuena».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos