La Verdad

Prohibido un anuncio de máscara de pestañas por mostrar resultados irreales

La modelo no se ha pronunciado al respecto
La modelo no se ha pronunciado al respecto / Captura
  • La Autoridad de Normas Publicitarias del Reino Unido denuncia que el anuncio muestra un efecto «más allá del que podría ser logrado con el producto entre los consumidores»

Parece que los años del 'todo vale' para la industria publicitaria de la moda y el maquillaje tocan, por fin, a su fin. Reino Unido ha sido el primer país en dar un toque de atención a este tipo de prácticas al prohibir un anuncio de Rimmel protagonizado por Cara Delevingne. En el mismo se promociona una máscara de pestañas pero la Autoridad de Normas Publicitarias de Reino Unido (ASA) ha detectado un trabajo de posproducción para lograr que las pestañas de la modelo se vean más largas y densas.

Cory, la agencia encargada del anuncio, ha sido acusada de manipulación y de tratar de vender unos resultados «más allá del efecto que podría ser logrado con el producto entre los consumidores». Por su parte desde la agencia publicitaria se defienden argumentando que «se han limitado a insertar pestañas individuales para rellenar los huecos naturales y crear una línea de pestañas uniforme», algo que según sostienen es «habitual en la industria».

Habitual o no la ASA ha decidido prohibir la emisión del anuncio. ¿Quedará esto en un hecho puntual o estamos ante el principio de una tendencia? ¿Deben las normas sobre publicidad regular más severamente este tipo de prácticas, según Cory, tan extendidas?