La Verdad

Un niño de 10 años es separado de su familia y obligado a bajar de un avión con 'overbooking'

Un niño de 10 años es separado de su familia y obligado a bajar de un avión con 'overbooking'
  • Tras el escándalo de United Airlines, salen a la luz más casos similares incluso peores

En esta ocasión no fue United Airlines quien demostró la deshumanización de la compañía, sino Air Canadá, que dejó claro que no le importa dejar a menores desamparados en tierra si no hay sitio para ellos. Una familia canadiense había comprado sus billetes con meses de antelación para planear unas vacaciones a Costa Rica. No imaginaban que nunca harían ese viaje.

Para viajar al país centroamericano, primero debían hacer un trasbordo de Charlottetowm a Montreal, fue ahí cuando se dio el problema. Cuando llegaron al control del aeropuerto les comunicaron que su hijo, de solo 10 años, no podría embarcar en el avión. «Pensé que se trataba de una broma, que había cámaras ocultas», reconoce Brett Doyle, padre del niño, a la agencia Reuters.

Lo cierto es que no era ninguna broma, era otro caso de 'overbooking', más común de lo que se pensaba por lo que se está viendo en las últimas semanas. Air Canadá, la compañía con la que viajaba la familia, permitió que uno de los adultos se cambiara por el niño, no obstante «no nos aseguraran que aún así hubiese sitio». Finalmente, decidieron quedarse todos en tierra.

El pasado mes de marzo recibieron la indemnización de la compañía aérea, unos 1700 euros, nada compensable con lo que habían pagado por su vuelo y por perder las vacaciones. Fue entonces cuando Doyle trató de que la noticia saltara a la luz pública, creando un gran problema a Air Canadá. Fue entonces cuando la empresa decidió compensar mejor a la familia.

«Están investigando qué ha salido mal, que se han disculpado con la familia y que le han ofrecido una compensación muy generosa», informó un portavoz de la compañía a los medios de comunicación. Doyle también manifestó que Air Canadá se puso entonces en contacto con ellos para disculparse directamente.