La Verdad

Una parodia viral de la interrupción en la BBC para alabar a las mujeres

En la parodia alternativa la mujer incluso desactiva una bomba durante la entrevista
En la parodia alternativa la mujer incluso desactiva una bomba durante la entrevista / Captura
  • ¿Qué hubiese ocurrido si la entrevista fuese a una mujer? En esta parodia se plantea esta situación

La historia real se ha vuelto tan viral que a estas alturas es prácticamente imposible no haber oído hablar de ella. De todas formas, por si alguien ha decidido voluntariamente pasar la última semana recluido en una cueva sin conexión a Internet ni televisión, la historia es la siguiente: Robert Kelly se encontraba en el despacho de su casa en una conexión en directo cuando en la habitación aparecen espontáneamente sus dos hijos. El entrevistado intenta aparentar normalidad y no se gira en ningún momento hacia los pequeños, hasta que su mujer entra a gran velocidad en la habitación y se los lleva.

Tan hilarante es la situación que ha generado multitud de parodias, como esta patria en la que el entrevistado es Pablo Iglesias y quienes irrumpen en la habitación son Errejón y Echenique como sus hijos, e Irene Montero como su mujer.

La última parodia que triunfa en la red pretende realzar el papel de las mujeres tratando de ironizar con la poca solvencia que mostró Robert para resolver la situación (no hizo prácticamente nada, aparte de ponerle la mano en la cara a su niña pequeña, como tratando de apartar una mosca) e imaginado qué hubiera pasado si fuese una mujer la que hubiese vivido la situación.

En esta hilarante situación alternativa, la mujer continúa la entrevista sin problema mientras da el biberón a uno de los niños, entretiene al otro con un juguete, termina de preparar la cena, limpia el baño e incluso desactiva una bomba. La surrealista parodia trata de poner en relieve las dificultades de las madres trabajadoras en todo el mundo, especialistas multitarea que solventan sus obligaciones familiares casi sin ayuda mientras llevan adelante su carrera profesional.

Como colofón el gran final, en forma de 'pullita' para muchos hombres: su marido aparece frente al marco de la puerta, visiblemente sobrepasado por no encontrar la pareja de su calcetín y pide ayuda una y otra vez a su mujer.