La Verdad

Indignación en un aeropuerto al ver cómo abaten a tiros a un perro entrenado para detectar explosivos

Este era Grizz, el cachorro disparado
Este era Grizz, el cachorro disparado / Twitter
  • El perro se escapó fuera del control de la policía y aseguran que no hubo otra opción que matarlo

Grizz, un perro policía entrenado para detectar explosivos, se encontraba en el aeropuerto de Auckland, en Nueva Zelanda, ayudando al equipo de seguridad del mismo, cuando escapó a todo control y comenzó a correr como un loco por la pista de despegue del mismo. Se cree que algo asustó al perro, de 10 meses de edad y mezcla de collie y pointer.

Eran las 04.30 horas de la mañana, por lo que debido a la oscuridad no se pudo encontrar al perro hasta dos horas después, cuando se intentó atraerlo con juguetes, comida e incluso otros perros, pero nada funcionó, según la declaración de la portavoz del aeropuerto neozelandés. «Además la zona era demasiado abierta para tratar de usar vallas móviles, como sugirieron algunos policías».

«Estaba muy cercana la hora de salida de algunos vuelos, e iba a retrasarlos, así que tomamos una decisión», explica la portavoz. La decisión fue la de pedir a la policía que le abatiesen. Y así ocurrió, de dos disparos y ante la atónita mirada de los pasajeros que se encontraban en el aeropuerto, cuya indignación trascendió a las redes sociales y atrajo la atención de varias televisiones australianas, que acudieron al lugar de los hechos a informar.

«Ni tan siquiera nos preguntaron si nos importaba esperar unos minutos» se queja una de las pasajeras en Twitter. Se cree que Grizz no reaccionó bien porque no tenía un entrenador fijo asignado y, además, no conocía a ninguno de los policías con los que estaba en su primera jornada en el aeropuerto.

«Así es como nos comportamos los seres humanos: cogemos al perro, lo entrenamos para que sea policía y si estorba, lo matamos» escribe otro usuario en Twitter. En cualquier caso tanto la policía como el aeropuerto se reiteran en que la decisión, agradable o no, era la única posible para solucionar la situación.