La Verdad

Un adolescente salva la vida de una niña atrapada en un coche en llamas tras los disturbios de París

Un adolescente salva la vida de una niña atrapada en un coche en llamas tras los disturbios de París
/ Youtube
  • Los miembros de seguridad dijeron que socorrieron la vida de la menor. Sin embargo, tras el testimonio de Emmanuel Toula han tenido que rectificar y aclarar que no fueron ellos

Un adolescente de 16 años salvó la vida de una niña de seis que había quedado atrapada en un coche al que un grupo de manifestantes prendieron fuego la noche del sábado en los disturbios en Bobigny, al noroeste de París. Este suceso ha puesto en el punto de mira a la Policía y en un vídeo de Youtube podemos ver a varios testigos que cuentan como vivieron ese día.

En un primer momento dijeron que fueron los miembros de las fuerzas de seguridad quienes socorrieron la vida de la menor. Sin embargo, el testimonio del joven Emmanuel Toula ha obligado a las autoridades a corregir su versión de los hechos.

Él no se considera un héroe, pero el mundo si lo considera. Ante la situación se vio obligado a contar la verdad a la web Bondy Blog, asociada al diario Liberation. El adolescente narró cómo vio que un coche quedaba atrapado entre los agentes antidisturbios que lanzaban gases lacrimógenos y un grupo de descontrolados, que incendiaron un contenedor junto al vehículo. «Del capó se escapaba algo de humo porque el contenedor estaba justo delante e incluso comenzaron a salir pequeñas llamas. La madre salió del coche con un niño pequeño, que tendría dos años como máximo, y olvidó a su hija. En ese momento me acerqué al vehículo y vi a una niña de 5 o 6 años paralizada», dijo. Su versión es alavada por tres testigos y un policía.

Al parecer, nadie hacia nada para salvar a la pequeña y decidió intervenir. Así que entró en el coche y «aunque las manos me temblaban y estaba paralizado» logró quitarle el cinturón de seguridad y sacarla en brazos, mientras comenzaban a sentir los efectos de los gases lacrimógenos.

Tuvo que pasar casi una hora para poder dejar la zona de los disturbios y buscar a la madre de la niña, ya que los agentes desplegados no les permitían pasar.

«No hay que atribuirse los méritos ajenos. Pero también les digo a quienes incendiaron el coche que hay que dejar de hacer esas estupideces, puesto que acaban recayendo sobre las madres de familias como ésta», recalcó Toula.