La Verdad

Un trabajador encadena 578 contratos temporales durante 17 años

Un trabajador encadena 578 contratos temporales durante 17 años
/ LV
  • «Casos como el de un profesional sanitario, estatutario, del Sistema Nacional de Salud en una determinada CCAA, que lleva desde 1999 encadenando contratos temporales», según explica Fabián Valero, socio de Zeres Abogados al diario ConfiLegal

Dicen que los funcionarios viven muy bien, pero lo que no sabe la sociedad es la cruda realidad que tienen que vivir muchos interinos que no tienen plaza fija en la Sanidad Pública. Desplazamientos constantes, cambios de hospitales, de plantas, de comunidad autónoma y lo peor de todo, la incertidumbre constante de si volverás o no a trabajar.

Un trabajador de la Sanidad Pública ha encadenado 578 contratos temporales durante 17 años, según relata el diario ConfiLegal, que ha preferido salvaguardar la identidad de este profesional. Al ser un trabajador público temporal ha tenido que trabajar más que otro funcionario, cobrar menos y cotizar la mitad. Además, al no estar fijo, las bajas por enfermedad no existen.

«Casos como el de un profesional sanitario, estatutario, del Sistema Nacional de Salud en una determinada CCAA, que lleva desde 1999 encadenando contratos temporales», según explica Fabián Valero, socio de Zeres Abogados, al citado medio. Al parecer, muchos de los contratos los realizó los últimos siete años: «contratos de guardia de refuerzo, contratos de 17 o 24 horas para cubrir una guardia de refuerzo, contratos de 17 o 24 horas para cubrir una guardia... pero, haciendo el cómputo mensual, se ve que ese número de guardias equivale a una jornada completa de plaza en propiedad», indica Valero.

Los trabajadores temporales viven constantemente en una inseguridad, con la maleta lista. No saben cuándo les pueden llamar para trabajar. A esto hay que sumarle que este profesional hace la misma jornada que un fijo pero tiene una retribución mucho menor. Para Fabián Valero, «ésta es una práctica ilegal porque, al final, el trabajador hace una jornada completa, equivalente a la de un empleado público con plaza en propiedad. Es una práctica habitual en cualquiera de las diecisiete CCAA que tiene el país».

Éste es solo uno de los casos que suelen ocurrir dentro de la sanidad pública pero hay muchos más. Y es que, mientras se sigan encadenando contratos temporales y no se saquen más plazas, serán muchos los que se jubilen siendo interinos.

Temas