La Verdad

El 'juego del muelle' o ruleta rusa sexual: Una peligrosa moda entre los adolescentes

El 'juego del muelle' o ruleta rusa sexual: Una peligrosa moda entre los adolescentes
  • Ginecólogos avisan de que se han multiplicado los casos de contagio de alguna enfermedad de transmisión sexual

Calzado de piel al mejor precio

Hasta 80%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Selección de marcas especializadas en outdoor

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Moda casual para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

¡Moda y complementos con diseños originales!

Las mejores marcas a los mejores precios

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Joyas de tus marcas favoritas!

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

Un peligroso juego sexual que fue ideado en América Latina podría haber llegado a nuestro país. La información sobre el mismo empezó a difundirse por WhatsApp el pasado verano. El 'muelle' es una especie de ruleta rusa sexual que, para muchos jóvenes, puede resultar divertido, sin embargo esconde un alto riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual, embarazos no deseados y otros problemas físicos y psicológicos.

El 'juego del muelle' se ejecuta de la siguiente forma: un grupo de chicos, semidesnudos de cintura para abajo, toma asiento. Ellos solo tienen que preocuparse de mantener la erección mientras varias chicas van rotando sentadas sobre ellos, forzando la penetración, sin protección y durante 30 segundos con cada uno. El juego termina cuando uno de los chicos eyacula -él es quien pierde- y en ocasiones se alarga hasta que solo queda uno.

Lo más alarmante es que este pasatiempo lo realizan adolescentes, chicos y chicas, de entre 15 y 18 años. En España, según publica el diario El Mundo, hay constancia de que se ha ejecutado en al menos una ocasión, en Fuenlabrada, pero podría ser una práctica más habitual. Además, una joven de 17 años ha tenido que abortar recientemente por jugar al 'muelle'. Ella misma lo relata en el diario: «No era consciente de que podía pasar, pero... al no usar condón, hicimos varias rondas hasta que solo quedara uno... Fue una tontería. Ya habíamos jugado más veces y nunca había sucedido nada».

Los médicos y sanitarios de todo el país comienzan a recibir formación para prevenir a los jóvenes de los riesgos que conlleva esta práctica. No solo embarazos no deseados, en la Comunidad de Madrid también empiezan a aumentar los casos de ETS y se teme que más gente esté jugando a esta 'ruleta rusa sexual'. La ginecóloga Pilar LaFuente advierte en El Mundo del incremento de afectados por alguna enfermedad de transmisión sexual: «Hemos pasado de atender dos o tres casos al año a tener 10 menores en un trimestre».

Sexólogos y psicólogos también alertan de los peligros del 'juego del muelle'. Explican que esta práctica, al no buscar el placer sexual -pues es una especie de campeonato por ver quién aguanta más sin eyacular-, podría tener consecuencias físicas, como el vaginismo. Las chicas no están correctamente lubricadas durante la penetración y eso puede dar lugar a desgarros. Ellos también podrían tener consecuencias derivadas de una mala educación sexual, como problemas para contener la eyaculación o la erección.