La Verdad

Isabel II reaparece y muestra buena salud

Isabel II y marido, en su primera aparición en 2017.
Isabel II y marido, en su primera aparición en 2017. / G. Peny / EFE
  • La soberana británica, ausente por resfriado durante 19 días, asistió a una misa en St. Mary Magdalene

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Tapada con una mantita a pesar de la mañana soleada de las afueras de Londres, la reina Isabel II reapareció ayer 19 días después de su última presencia pública y tras las especulaciones sobre su salud después de sufrir un resfriado que también afectó a otros miembros de su familia. La soberana, que cumplirá 91 años en abril, acudió junto a su marido Felipe de Edimburgo (95 años) al oficio religioso en St. Mary Magdalene, una iglesia cercana a sus dominios de Sandringham, a 177 kilómetros de Londres.

La pareja real viajó en un elegante Bentley color chocolate y desfilaron delante de un auténtico 'ejército' de flashes y cámaras que recogieron el regreso de Isabel a la vida pública. Ella vestía un traje azul eléctrico, casi a juego con la manta sobre sus piernas. Una imagen que hoy llena los tabloides británicos y que tranquilizará a los que especulan con la salud de la reina. Incluso circularón bulos con duplicados falsos de la web de la BBC que llegaron a anunciar a finales de año la muerte de la reina. Todo se exageró después de que la monarca faltara el 25 de diciembre y, por primera vez en 28 años, al oficio de Navidad en la misma iglesia de St. Mary Magdalene.

Eso sí Isabel se ahorró el paseíllo hacia la iglesia y sólo se bajó del vehículo a la entrada. Los regentes británicos iban acompañados por los duques de Cambridge, Guillermo y Kate Middleton, que han pasado la navidad con los padres de la duquesa, quien además celebró ayer su 35 cumpleaños. Desde Buckinham han insistido en que la titular de la corona ha recuperado su ajetreada agenda de papeleos y despachos con el Gobierno que le han ido llegando a su retiro navideño de Sandrigham. Las habladurías sobre el relevo real tendrán que esperar. Una vez más.