La Verdad

Un padre da un gran lección a su hijo tras robar una chocolatina

Un padre da un gran lección a su hijo tras robar una chocolatina
  • El niño salió del supermercado con un dulce que no había pagado

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Quien sea padre ha podido pasar por ese mal trago en algún establecimiento. Los niños que piden reiteradamente a sus padres que les compren «algo», ya sea una chocolatina, golosina o cualquier cosa que llame su atención en una tienda. La respuesta que suelen llevarse -«no»- les frustra, y algunos terminan consiguiendo lo que quieren con artes poco éticas.

Este niño norteamericano decidió llevarse la chocolatina que le había pedido a su padre repetidamente en el supermercado. Él no se la compró pero el pequeño la cogió de todos modos. Ante su comportamiento poco lícito, el padre decidió darle una lección que seguramente el niño aprendió: hizo devolver a una de las cajeras lo robado. La reacción del pequeño tiene mucho más valor que la chocolatina en sí.