La Verdad

Shakira y el vibrador

Shakira y su supesto consolador de 15€
Shakira y su supesto consolador de 15€ / Instagram
  • Los 'fans' se desquician al apreciar en una foto de la cantante lo que a primera vista parece un juguete sexual

Puede que estemos en 2016 y podamos comprar gafas de realidad virtual en las que jugar a ser un 'jedi' y destrozar el mobiliario de nuestro salón; o que desde Indonesia podamos mandar una foto a nuestra familia aquí en Murcia y que todo el proceso de hacer la fotografía, mandarla, que se transfiera y que nuestro padre esboce una sonrisa nos lleve menos de un minuto de reloj; incluso que en algún laboratorio haya un robot enseñando a otro robot.

Pero hay cosas que no cambian. Es ver un objeto con forma fálica y empezar a escuchar risitas flojas y chistes malos. Eso debe de estar pensando Shakira, con cara de 'facepalm' y los ojos en blanco, ante la masiva avalancha de comentarios en una de sus fotografías en Instagram. En la foto enseña un estudio de pedicura, y a su izquierda en una mesa se ve lo que podría ser dos cosas: el obvio reflejo de la luz (lo que ven el 85% de las personas capaces de distinguir las llaves de su coche de las de su pareja en menos de dos segundos tras cinco años viviendo juntos, según un estudio que me acabo de inventar) o un vibrador violeta de un tamaño bastante considerable.

«¿Y si es un vibrador, qué?»

'El Piquetón 2.0' podríamos decir. Para esos días en los que al del Barça no le aguantaría ni la señora madre que le trajo al mundo. Este que suscribe la presente no ve más que una luz, tanto por su parte cognitiva (seguro que Locke también vería un simple reflejo) como por la racional (Kant estaría de acuerdo en que el vibrador de Shakira es definitivamente mucho mejor que lo que se insinúa en la foto como simple silicona moldeada para hacer las veces de pene en erección), pero creo que el 'quid' de la cuestión lo planteó un usuario hace unos días en un comentario que, a día de hoy, sigue sin obtener ningún tipo de respuesta en Instagram.

«¿Y si es un vibrador, qué?» se plantea el usuario. Y eso mismo digo yo; ¿y qué si fuese un vibrador? Mientras tanto la cantante colombiana sigue soportando la avalancha de comentarios irrisorios y con (espero ineficaz) afán de herir la posible o no virilidad sexual de su marido, Gerard Piqué. Como si dependiera de ello. Que levanten la mano los hombres que tienen pareja de la sala. Ahám. Y ahora los que, pese a tener pareja, siguen masturbándose. Eso pensaba.

Claro que ahora las quimeras están ahí pero no sabemos cómo matarlas. ¿Es de verdad un reflejo del clásico problema del mundo de hablar de la masturbación femenina...o es simplemente que Piqué cae mal y hay que aprovechar lo que se pueda para 'chinchar'? Quizá un poco de todo, aunque del barcelonés se podría criticar, mejor que el órgano que porta algo más abajo del ombligo, el que guarda en la boca. O más precisamente, lo que con este entona. Para los que ven un vibrador en lugar de la luz: estaba hablando de su lengua.