La Verdad

Ecografía
Ecografía / Fotalia

Una feminista aborta cuando se entera de que va a tener un niño

  • Una estadounidense relató en su web la historia explicando porque no podía traer «a otro hombre al mundo»

Una bloguera feminista confesó en su blog que decidió abortar cuando se enteró de que su bebé iba a ser un niño porque no podía «traer a otro monstruo al mundo», según ha comunicado el diario 'Metro'.

La chica, conocida con el apodo de Lana se describe como "feminista", y escribió en su web que en 2012 supo la noticia de que iba a ser madre y que cuando la ecografía desveló que su hijo sería un varón, decidió abortar, debido a sus «malas experiencias con los hombres» y porque no podía traer a otro hombre al mundo. La feminista escribió en su blog: «Yo no odio a los hombres, odio al patriarcado, en lo que los hombres e inlcuso algunas mujeres se convierten. No iba a dejar que eso sucediera con mis hijos. Las oportunidades de ello eran mayores si era un niño».

Lana dice que su propio cuerpo la había traicionado y que cuando se enteró de la noticia quedó en estado de shock y comenzó a llorar, «con incontrolable llanto y una angustia mental del tipo que solo puede ser experimentada por aquellos que han visto sus vidas destruidas por una guerra», narra en su relato, en el que se refiere al padre como "el donante" y al estado de embarazo como "diagnóstico".

A pesar de la gran polémica que ha causado la feminista en la opinión pública afirma que si le volviese a ocurrir «lo haría otra vez en un abrir y cerrar de ojos». «No puedo creerme algunos de los correos que se me han enviado, ¿realmente existen personas que desean mi muerte por elegir qué hacer con mi propio cuerpo? Eso es propio de un individuo mentalmente perturbado», ha comentado.

La noticia ha generado controversia en internet, donde los usuarios han lanzado mensajes e insultos en la publicación del blog y otras redes sociales hacia la feminista, acusada de ser 'misandria' (odio o aversión hacia los varones o la tendencia ideológica o psicológica que consiste en despreciar al hombre como sexo y con ello todo lo considerado como masculino).