La Verdad

Obama recibe al príncipe Guillermo en la Casa Blanca

El príncipe Guillermo y Obama charlan animadamente durante su encuentro.
El príncipe Guillermo y Obama charlan animadamente durante su encuentro. / Efe
  • Tras su reunión con el mandatario de Estados Unidos, Guillermo pronunció un discurso en el Banco Mundial sobre el comercio ilegal de especies en peligro de extinción

  • Los duques de Cambridge llegaron ayer a Nueva York para una visita de tres días

El príncipe Guillermo de Inglaterra se ha reunido con el presidente estadounidense, Barack Obama , en la Casa Blanca, mientras su esposa, Catalina, permanecía en Nueva York y era recibida por decenas de admiradores que desafiaron el frío para saludarlo.

El duque de Cambridge, segundo de la línea sucesoria al trono después de su padre, el príncipe Carlos, y Catalina, embarazada de su segundo hijo, llegaron el domingo por la noche a Nueva York.

Este lunes, Guillermo hizo una visita de unas horas a Washington, su primera, donde fue recibido por Obama . Sentados uno al lado del otro, el presidente y el príncipe permanecieron sonrientes pero sin hacer declaraciones, mientras los periodistas entraban brevemente al despacho oval. Ambos se habían visto por última vez en 2011 en el palacio de Buckingham en ocasión de la vista de Estado de Barack Obama al Reino Unido.

Tras su reunión con el mandatario de Estados Unidos, Guillermo pronunció un discurso en el Banco Mundial sobre el comercio ilegal de especies en peligro de extinción, señalando que la cooperación internacional es el "arma más poderosa" para combatir ese flagelo.

Guillermo es el presidente de la asociación "United for Wildlife", que lucha por la preservación de la fauna. Antes del viaje del duque, la Casa Blanca había saludado el trabajo del príncipe en ese combate a la amenaza de extinción de especies, "que es a la vez una amenaza en términos de seguridad y un problema medioambiental devastador". De su lado, su esposa Catalina permaneció en Nueva York y visitó el lunes por la mañana en Harlem, el célebre barrio negro de la ciudad, un centro dedicado a los niños, el Northside Center for Child Development.

Vestida con un elegante abrigo negro con detalles en blanco de la marca británica Goat, la duquesa de Cambridge observó durante una hora un taller de trabajos manuales en compañía de Chirlane McGray, la esposa del alcalde de Nueva York, Bill de Blasio. Embarazada de cinco meses, Catalina fue recibida con aplausos por varias decenas de personas que desafiaron las bajas temperaturas, cercanas a 0 grado Celsius, para verla y/o declararle su admiración mediante una pancarta. A continuación la duquesa de Cambrige tuvo un almuerzo en la residencia del cónsul británico, donde se reunió con representantes de la comunidad británica residente en Nueva York.

Por la noche, Guillermo y Catalina asistirán en Brooklyn a un partido de la liga de básquet estadounidense NBA, que apoya a "United for Wildlife". La megaestrella de Cleveland, LeBron James, dijo el domingo sentirse "honrado" de jugar delante de la pareja real. Su equipo, los Cleveland Cavaliers, se opondrá a los Brooklyn Nets.

Guillermo y Catalina, que viajó sin su hijo Jorge, visitarán el martes el memorial del 11 de septiembre para rendir homenaje a las víctimas de los atentados contra el World Trade Center en 2001. Esta visita hará recordar la del príncipe Carlos y la fallecida Diana de Gales en 1985 a Estados Unidos. La princesa captó entonces la atención de las cámaras bailando con el presidente Ronald Reagan y el actor John Travolta.