La Verdad

Kaká confirma su separación de Carol Celico

Kaká, junto a su ya exmujer Caroline Celico.
Kaká, junto a su ya exmujer Caroline Celico. / Reuters
  • "Tras casi nueve años de matrimonio y de común acuerdo", señalan en un comunicado

El mundialista brasileño Kaká, actual jugador del club Sao Paulo, y Carol Celico confirmaron hoy en un comunicado su decisión de separarse tras nueve años de matrimonio, en los que tuvieron dos hijos, de 6 y 3 años.

"Informamos que, tras casi nueve años de matrimonio y de común acuerdo, decidimos separarnos. De nuestra unión tenemos dos hijos que amamos mucho", asegura el comunicado divulgado por la pareja y que confirma rumores que eran divulgados por la prensa del corazón desde hacía algunos días.

El exjugador de clubes como el Milán italiano y el Real Madrid español pidió la "comprensión de todos", especialmente de la prensa, para que la privacidad de la familia sea respetada en un momento que definió como de muchos cambios.

"En reconocimiento a la importancia de cada uno en la vida del otro, el respeto, la gratitud y el agradecimiento siguen recíprocos", agrega la breve nota.

La pareja, que se había caracterizado por su estabilidad y su compromiso religioso, se conoció en 2002 y se casó en 2005, cuando Kaká tenía 23 años y su esposa 18 años.

Carol Celico acompañó al jugador de la selección brasileña durante toda su carrera en Europa, en las dos temporadas en el Milán italiano y en el período como madridista.

Los dos hijos de la pareja, Luca, de 5 años, e Isabela, de 3, nacieron en esa época.

Pese a que el jugador no comentó las razones de la separación, versiones de prensa indican que su exesposa prefiere permanecer en Brasil que acompañarlo a Estados Unidos, donde el futbolista vestirá la camisa del Orlando City la próxima temporada.

Kaká juega actualmente en el Sao Paulo, el club en que se formó y que lo lanzó a la fama, pero en la condición de cedido.

Los rumores de que la pareja se había separado surgieron en junio pasado cuando el centrocampista pasó una temporada en la paradisíaca isla de Fernando de Noronha sin la compañía de su esposa.

En septiembre Carol Celico concedió una entrevista en la que admitió que su matrimonio había pasado por una crisis pero que la habían aprovechado para madurar personalmente y como pareja.