«La cultura huertana debería enseñarse en los colegios»

Concepción Mármol Ruiz/Vicente Vicéns/ AGM
Concepción Mármol Ruiz / Vicente Vicéns/ AGM

Concepción Mármol Ruiz. La Naranja

MINERVA PIÑEROMURCIA

La mirada de Concepción Mármol se ilumina cuando piensa en las Fiestas de Primavera. Enamorada de la tradición huertana, la candidata espera con impaciencia la llegada de una de las fechas más señaladas en su calendario, el Bando. Mientras, compagina la carrera hacia la corona de azahar con los libros de tercero de Enfermería, carrera universitaria que cursa en la UCAM.

-¿Por qué decidió presentarse como candidata a Reina de la Huerta?

-Porque cuando conocí el mundo de las costumbres huertanas me enamoré de su encanto. El folclore, por ejemplo, es un baile que siempre me ha gustado. Empecé a informarme, me enteré de que la Reina es quien viaja a otras Comunidades para difundir las tradiciones y me lancé a la aventura. Es una gran oportunidad.

-¿Qué virtudes puede aportar a la corona de azahar?

-Saber estar, alegría e interés. Como conozco las costumbres de Murcia desde cerca, creo que podría transmitirlas perfectamente al resto de España.

-¿Cree que se están perdiendo las tradiciones murcianas?

-Algunas sí, como puede ser el hábito de vestirse de huertano. La mayoría de las personas olvidan que, a lo largo del año, existen varios días para lucir el traje regional. El Bando es el gran evento.

-¿Se implica la juventud en las peñas huertanas?

-No, un hecho que nace a raíz del gran desconocimiento de las costumbres que existe entre los jóvenes. En la Comunidad Valenciana, por ejemplo, independientemente de la edad que tenga la persona, creo que las tradiciones se viven mucho más.

-¿Cómo debería ser el carácter de un auténtico huertano?

-Alegre, ya que en Murcia reina la simpatía y la alegría. Es una persona responsable que ama su tierra y que conoce muy bien sus tradiciones. Sabe, por ejemplo, que se pone su traje regional porque así era como se vestían antiguamente los murcianos.

-¿Qué opina sobre las huertanas que no se visten con la indumentaria adecuada en el gran día del Bando?

-Que piensan que es más cómodo vestirse de huertano que de huertana, pero no llevan razón. No me parece bien, pues el traje de mujer no es incómodo.

-¿Se le ocurre alguna solución frente a esta realidad?

-Sí. Para que los jóvenes y los niños conociesen cómo se celebra realmente el Bando, deberíamos expandir la cultura de la huerta en los institutos y en los colegios. Los mayores podrían aportar su granito de arena transmitiendo sus conocimientos a las generaciones más pequeñas.

-¿Se imagina a su lado a un Rey de la Huerta?

-Claro, creo que es una figura que podríamos añadir a las Fiestas de Primavera. No solo las mujeres viven esta tradición, en las peñas también participan los hombres. El Rey de la Huerta podría convertirse en un buen representante.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos