Moros y Cristianos devuelven a Murcia el esplendor medieval

Millares de personas disfrutan con kábilas y mesnadas, que ya trabajan para que la fiesta sea declarada de Interés Internacional