CC OO y UGT dan «por muerto» el pacto salarial para 2017

Pepe Álvarez, secretario general de UGT./Román G. Aguilera (Efe)
Pepe Álvarez, secretario general de UGT. / Román G. Aguilera (Efe)

Culpan a la patronal del “no acuerdo” y amenazan con un “otoño difícil” con posibles movilizaciones en defensa del salario

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

“No habrá pacto salarial en 2017”. Así de rotundos se mostraron hoy los sindicatos en un comunicado conjunto enviado un día después de que la patronal hiciera oficial su tercera propuesta en la que mejoraba el mínimo de incremento del 1% al 1,2%, manteniendo el máximo en un 2,5% y negándose a introducir una cláusula vinculada a la inflación para impedir que los sueldos pierdan poder adquisitivo.

Por una jornada de 35 horas

Los sindicatos aprovecharon la reunión de hoy con la secretaria de Estado de Función Pública, Elena Collado, para “reclamar formalmente la necesidad de levantar el veto a la jornada de 35 horas” para los empleados públicos y el Ministerio se mostró dispuesto a comenzar las negociaciones la primera semana de septiembre, en las que también se tratará de mejorar las retribuciones para el próximo año. Esto sucede apenas unos días después de que el Constitucional suspendiera la vuelta en la Administración andaluza a la jornada de 35 horas, tal y como hizo anteriormente en Castilla-La Mancha y País Vasco.

“El acuerdo de negociación colectiva está muerto”, avanzó unas horas antes el secretario general de UGT, quien acusó a la CEOE de “descolgarse” y exhibir ayer una última propuesta que en realidad ya habían pactado hace tres meses, a falta solo de acordar la "irrenunciable cláusula de revisión salarial". “No hay un último esfuerzo”, zanjó Álvarez.

En esta última fase esta cláusula se había convertido en la línea roja para unos y otros. Así, mientras los sindicatos insistían en que tenía fundamentalmente “un valor conceptual y práctico”, puesto que su propuesta era que se activara solo si la inflación superaba el 2% -algo que parece bastante improbable a día de hoy-, la patronal consideraba que “no tenía sentido” puesto que habían ido desapareciendo en los últimos años.

Así, diez meses después del inicio de las negociaciones (la primera reunión tuvo lugar el 22 de septiembre pasado), los sindicatos criticaron las “pocas ganas” con las que comenzaron las conversaciones para terminar “sin ninguna”. “La patronal acudió tarde y mal al inicio de la negociación, desapareció durante un largo periodo y en la parte final de la misma demostró poco interés y ninguna voluntad de un acuerdo salarial”, explicaron en el comunicado. “CEOE y CEPYME han sido incapaces de reconocer la necesidad de trasladar a las rentas salariales la recuperación de la economía española y de las empresas para avanzar hacia un modelo más justo de relaciones laborales y de salida de la crisis”, pusieron de manifiesto.

UGT y CC OO querían que, después de “seis años de pérdida de la capacidad de compra de los salarios”, el incremento fluctuara en una horquilla entre el 1,8% y el 3% con el objetivo de “mejorar sustancialmente los salarios, por justicia social y porque impulsará la actividad económica”. Por tanto, consideran “una falta de respeto”, tanto al diálogo social como a los millones de trabajadores pendientes de actualizar el convenio, el resultado final de “este largo e irregular proceso”.

Ante este fracaso, anunciaron que el otoño se presenta “difícil” y amenazan con convocar “una amplia campaña de información y movilización en defensa del salario, el empleo de calidad y la protección social”.

Trabajar para el 2018

Durante estos últimos tiempos empresarios y representantes de los trabajadores han dicho en multitud de ocasiones que no pasaría nada si no se llegara a un acuerdo, como así ha sido, puesto que los convenios se van firmando. Incluso los más importantes, con incrementos destacados, como el de la construcción, con una subida del 1,9%, o el sector del gran consumo y de seguros, ambos con un alza del 2,5%.

De cualquier forma, los sindicatos invitan ya a pensar en 2018 y emplazan a la patronal a negociar en septiembre no solo sobre salarios, sino sobre el “conjunto del sistema de relaciones laborales”, tal y como apuntó Álvarez. La duda ahora es si volverá a haber pacto salarial en un futuro (la de este año es, junto con la de 2009, la segunda vez que no hay acuerdo desde 2001), puesto que la CEOE ya dejó claro que prefiere eliminar de la negociación colectiva cualquier referencia económica y centrarse en otros temas laborales.

Fotos

Vídeos