Montoro pide al sector privado «tomar nota» del alza salarial de los funcionarios

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda. / Kiko Huesca (Efe) I EP

El ministro valora que la subida del sueldo de los empleados públicos, de hasta un 8,8% en tres años, esté ligada al crecimiento del PIB

LUCÍA PALACIOS y DAVID VALERAMadrid

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha calificado hoy de "histórico" el acuerdo salarial alcanzado para los empleados públicos porque, por primera vez, se vincula la subida al crecimiento económico, al tiempo que ha animado a emularlo en el sector privado.

En declaraciones a los medios tras la firma del acuerdo, el ministro ha añadido que se trata también del primer acuerdo que se liga a la corrección del déficit público, condicionando una subida adicional a las administraciones que cuenten con recursos.

"Hay crecimiento económico y es el momento de que revierta sus beneficios a quienes están protagonizándolo, que son funcionarios públicos y trabajadores en la mayoría de las empresas", ha dicho Montoro, quien ha animado al sector privado a que "tome buena nota" ahora que tienen pendientes el cierre de su acuerdo salarial.

Se trata de un acuerdo plurianual que comprende el periodo 2018-2020. Así lo han cerrado hoy el Ministerio de Hacienda y Función Pública en la reunión mantenida esta mañana con los tres principales sindicatos y esta misma tarde será firmado en la sede del Ministerio.

La satisfacción es generalizada. Todos los funcionarios tendrán una subida mínima salarial del 6,1% en los próximos tres años, que se puede ampliar hasta el 8,8% si se cumplen una serie de requisitos. En realidad, la franja oscila entre el 6,9 y el 8,8%, puesto que la masa salarial subirá en este porcentaje, pero como en la parte fija se han establecido unos fondos adicionales equivalentes a 800 millones de euros, el reparto se acordará en cada administración, por lo que puede que no sea con carácter generalizado y se establezca en exclusiva para unos colectivos concretos o en función de determinados conceptos.

De cualquier manera, todo empleado público tiene ya asegurada una subida de sus ingresos del 1,75% para este 2018, que incluye la parte fija del 1,5% y un variable del 0,25%, que ya lo tienen garantizado puesto que la economía ha crecido más del 2,5%. Para 2019, tendrán asegurada también un alza del 2,25%, que se podrá completar con un variable del 0,25% en función del PIB. En 2020 los sueldos crecerán con seguridad otro 2% y, si la economía va bien, podrá aumentar otro 1% con el variable. Además, si se cumple el objetivo de déficit en 2020, habrá una prima final del 0,55%, que se ejecutará en 2021.

A su vez, hay un tercer paquete que son los fondos adicionales (dotados con 800 millones de euros) y que supondrá un incremento también de la parte fija del 0,20% en 2018, del 0,25% en 2019 y del 0,30% en 2020. Sin embargo, pese a que es una parte fija también, no significa que esta subida afecte a los más de tres millones de empleados públicos, pues hay que debe concretarse en cada administración cómo se distribuye, por lo que podría pactarse como un complemento de la productividad, o un complemento exclusivo para un colectivo, quizá para los salarios más bajos, o incluso para acortar la brecha salarial, según explican fuentes sindicales.

Pero el acuerdo no solo versa sobre salarios, sino que también contempla otras mejoras laborales, entre las que destaca la recuperación de la negociación colectiva en cada administración, un derecho que el Gobierno de Mariano Rajoy les cercenó en 2012. En este sentido, será posible volver a la jornada de 35 horas semanales, después de que el Gobierno la elevara a 37,5 horas en 2012. En concreto, Hacienda permitirá a las comunidades autónomas que cumplan con los objetivos de la ley de estabilidad (déficit, deuda y periodo medio de pago a proveedores) que puedan negociar la vuelta a ese escenario.

Bolsa de horas

Además, posibilita, mediante negociación colectiva, que los empleados públicos puedan acumular un 5% de su jornada anual -con carácter recuperable- para tareas de conciliación destinada al cuidado de familiares, así como que puedan establecer una jornada continua especial cuando tengan a cargo a menores o discapacitados.

A su vez, el acuerdo también hace posible restituir el 100% de las retribuciones cuando se está en situación de incapacidad temporal, permitiendo también a cada administración que así lo estime negociar un complemento retributivo sobre la prestación de la Seguridad Social en materia de IT, hasta alcanzar el 100% de las retribuciones que se perciben habitualmente, siempre que se justifique la ausencia mediante el correspondiente parte de baja o establecer catálogos de contingencias.

Otro aspecto fundamental del acuerdo es que por fin se creará empleo neto en la Administración Pública. Así, se ha pactado para 2018 la tasa de reposición del 100% para todas las Administraciones que hayan cumplido los objetivos de estabilidad presupuestaria y la regla de gasto, tasa que se podrá elevar al 108% en los casos de aquellos sectores o ámbitos que requieran un esfuerzo adicional de efectivos. En las administraciones locales, el 108% podrá elevarse si carecen de deuda viva o si por incremento de población en los próximos años tienen que prestar nuevos servicios. Las Administraciones Públicas que no hayan cumplido el objetivo de déficit, deuda o regla de gasto, tendrán una tasa de reposición del 100% en sectores prioritarios (sanidad, educación, justicia y servicios sociales, principalmente) y del 75% en el resto. Podrán incorporar un 5% de su tasa en sectores o ámbitos que requieran un refuerzo adicional. Asimismo, se ha aprobado un tasa del 115% para fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado, Policías autonómicas y locales.

Además, el proceso de estabilización -reducción de un 90% la temporalidad- se universaliza, al extenderse a todos colectivos y sectores de las Administraciones Públicas, así como a su sector público (agencias, organismos autónomos, etc.).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos