One Store elevará un 42% su facturación con la expansión de sus tiendas

Jordi Berral Cobos, director general de la cadena murciana de tiendas One Store./LV
Jordi Berral Cobos, director general de la cadena murciana de tiendas One Store. / LV

La cadena murciana de telecomunicaciones espera llegar a los 200.000 particulares abonados en tres años

Juan Carlos Hernández
JUAN CARLOS HERNÁNDEZMurcia

One Store se ha erigido en la mayor red de tiendas Orange del Arco Mediterráneo tras la adquisición de 20 establecimientos en Cataluña durante el pasado mes de octubre. De ese modo, esta filial de la compañía murciana One Telecom consolida su presencia desde Gerona hasta Sevilla, incluyendo las Islas Baleares. Actualmente dispone de 87 puntos de venta. Con esta expansión, la cadena One Store prevé ingresar 25 millones de euros en 2018, un 42% más que en el ejercicio actual, así como una actividad de 120.000 operaciones comerciales al año.

Con sede en San Javier, One Telecom se ha convertido en el segundo mayor distribuidor de Orange por volumen de ventas a pymes en Europa. Gestiona ya 270.000 líneas de las cuales 140.000 corresponden a compañías y pymes (la firma es hegemónica en la Región en este aspecto), a las que se suman otras 135.000 de particulares y autónomos captados por la cadena One Store.

One Telecom nació en el verano de 1997, cuando Grupo Caliche decidió entrar en el negocio de la telefonía móvil para sus propias necesidades; esto es, para mantener comunicada su flota de camiones por toda la geografía nacional y europea. Veinte años más tarde, se ha convertido en referente en el mercado español de telecomunicaciones, posicionándose como primer distribuidor nacional de Orange para empresas y el segundo en Europa.

La firma, del Grupo Caliche, cerró en octubre la compra de una veintena de establecimientos en Cataluña Los ingresos previstos para el año que viene superarán los 25 millones de euros, con 120.000 operaciones comerciales

En mayo de 2015, One Telecom se introdujo en el mercado de particulares, autónomos y hogares. Para ello creó una red de tiendas bajo el nombre de One Store. Arrancó el primer año con una facturación de 4 millones de euros, cifra que ascenderá a 17 millones al cierre del presente ejercicio. Para 2018 está previsto que sea de 25 millones, cantidad que se podría incrementar entre un 25% y un 30% en los dos años siguientes, según cálculos de la dirección de la empresa.

Desde este mes, una vez culminada su expansión en Cataluña, los establecimientos de One Store realizan ya una media mensual de 10.000 operaciones comerciales. Al menos la mitad son suscripciones de servicios. La otra mitad corresponde a la venta de teléfonos, tabletas, televisores, relojes, pulseras de actividad deportiva, altavoces y auriculares inalámbricos, consolas, gafas de realidad virtual y demás dispositivos conectables (desde repetidores wifi y conectores PLC hasta drones, alarmas y aparatos de domótica). La mayoría de ellos cuentan con seguro de robo, rotura y pérdida. Igualmente se ofrece una amplia gama de accesorios.

Para diferenciarse de la competencia, One Store ha diseñado un modelo donde prima la capacitación exhaustiva de los vendedores, a los que posteriormente se les da la oportunidad de dirigir franquicias, factor clave en la expansión de la cadena.

Jordi Berral, director general de One Store, destaca que el propósito no se centra solo en ofrecer servicios de telefonía, conexión ADSL y paquetes de canales de televisión, sino también tecnología tanto para hogares como para empresas: «Ello requiere una formación muy exigente. El vendedor no solo debe saber lo último sobre telecomunicaciones y tipos de contratación de líneas, sino también detalles técnicos de productos avanzados que se van renovando continuamente».

«Más que como comercial -añade Jordi Berral-, cada uno de nuestros empleados debe actuar como asesor tecnológico de los clientes que acuden a nuestras tiendas para recomendarles todo aquello que se ajuste a sus necesidades específicas, desde un dron hasta un contrato de telefonía».

Aparte de la cadena One Store, la matriz One Telecom cuenta con más de doscientos agentes comerciales situados en oficinas repartidas por las provincias de Murcia, Madrid, Almería, Alicante, Albacete, Valencia, Granada, Sevilla, Málaga, Baleares, Canarias, Cáceres, Valladolid, Zaragoza, Logroño, Burgos, Vitoria, Navarra, Vizcaya, Asturias, La Coruña, Gerona y Barcelona.

El reto actual de la empresa es sincronizar el funcionamiento de los agentes de One Telecom con los vendedores de One Store. Así, por las tiendas pasan empresas que, por su volumen de líneas y necesidades específicas, requieren comprar dispositivos técnicamente avanzados. Del mismo modo, las empresas abonadas están compuestas por gran número de empleados a los que la cadena de tiendas se dirige con ofertas personalizadas.

Con esta táctica, Jordi Berral calcula que One Store podrá alcanzar la meta de 200.000 particulares abonados para el año 2020.

La dirección de One Telecom resalta que el secreto de su crecimiento reside en su propio lema: 'Que te sientas bien atendido nos importa'. «No nos limitamos a vender servicios -explica David Martínez, director general de la empresa matriz-, sino que estamos pendientes en todo momento de cubrir las necesidades de nuestros clientes y de resolver todos sus problemas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos