Rajoy se la vuelve a jugar con De Guindos en Europa

De Guindos y Rajoy./Reuters
De Guindos y Rajoy. / Reuters

Tras el castigo de 2012, España inició la 'operación retorno' a la cúpula económica de la UE en 2015 perdiendo el Eurogrupo. Ya no hay margen de error

ADOLFO LORENTECorresponsal en Bruselas

Mariano Rajoy siempre ha contado con un aliado fiel durante su larga y no menos complicada trayectoria política: el tiempo. Se han convertido en un tándem invencible. Simple. Se trata de esperar, esperar y esperar hasta que llega el golpe maestro anunciando la decisión más predecible posible. Y en esta historia, pese al runrún generado, el protagonista de la siempre se ha llamado Luis de Guindos, quien sera finalmente candidato a la vicepresidencia del BCE. Ahora, sólo queda ganar.

Caballo ganador

La mejor señal para España es que si las casas de apuestas entrarían de lleno en esta elección (seguro que alguna lo hará) ofrecerían muy poco dinero por la victoria de De Guindos. Es el caballo ganador, como aseguran todas las fuentes consultadas en Bruselas. La UE se la debe a la cuarta potencia del euro, a una España infrarrepresentada en la cúpula económica del club desde que a mediados de 2012 fue castigada perdiendo su asiento en el comité ejecutivo del Banco Central Europeo (hay seis puestos). En 2015, Mariano Rajoy comenzó la "operación retorno" postulando sin éxito a De Guindos a la presidencia del Eurogrupo en verano de 2015.

Más información

Decisión política, la gran ventaja

La decisión será estrictamente política, se adoptará por mayoría cualificada (no hace falta unanimidad) y la tomarán los jefes de Estado y de Gobierno. Sí, Merkel y Macron. Primero, se adoptará por los ministros de Finanzas en el Eurogrupo del día 19 y posteriormente se ratificará en la cumbre del 22 y 23 de marzo. Es la mejor baza de España. Tanto el BCE, que no quiere a políticos en su seno en defensa de su independencia, como el Parlamento, que quiere a una mujer, tendrán voz pero no voto.

Irlanda, el duro rival

Tras más de seis años en primera línea lidiando con la peor crisis de España en décadas, Luis de Guindos se ha convertido en el ministro más veterano del Eurogrupo y en uno de los más respetados. Es su mejor aval. En lo técnico, sin embargo, presenta ciertas carencias ya que carece de experiencia en bancos centrales nacionales, un requisito que salvo contadísimas ocasiones siempre han tenido todos los candidatos. Es el caso del gobernador del Banco de Irlanda, Philip Lane, cuya candidatura fue lanzada el pasado martes por el Ejecutivo de Dublín.

El 'Financial Times' lo considera el mejor economista del Consejo de Gobierno del BCE (están representados los 19 países del euro) y, además, Irlanda nunca ha estado representada en el comité ejecutivo pese a ser fundadora del euro. Quienes defienden la candidatura española dicen que lo hacen para posicionarse de cara a la batalla por la próxima vacante, la del belga Peter Praet, el economista jefe, que se irá el 31 de mayo de 2019. Ojo con Irlanda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos