El negocio del 'renting' en la Región logra un hito histórico

Un empresario examina un vehículo en un establecimiento de 'renting'. / jesús andrade
Un empresario examina un vehículo en un establecimiento de 'renting'. / jesús andrade

La facturación del sector alcanza ya los 82 millones de euros anuales, con una flota récord de más de 9.200 vehículos

Juan Carlos Hernández
JUAN CARLOS HERNÁNDEZMurcia

La cifra de vehículos arrendados en Murcia asciende ya a 9.214 automóviles, furgonetas y camiones, un 25,3% más que en 2016, según datos de la Asociación Española de Renting de Vehículos (AER). Un récord. Tal crecimiento casi duplica el experimentado en el conjunto de España, que fue del 13,4% hasta sumar 551.730 unidades. La facturación de este negocio en la Región alcanza ya los 82 millones de euros anuales.

La expansión de la demanda por parte de compañías, pymes, autónomos e, incluso, particulares de la Región ha sorprendido al sector. El anterior máximo se alcanzó hace diez años, con 8.230 unidades. Con la crisis, la flota de vehículos arrendados tocó en Murcia su punto más bajo a finales de 2014, con 5.346 unidades.

54,8%
de la flota de 'renting' está acaparada por grandes empresas; el 35,5% por pymes; el 5,6%, por autónomos y particulares, y el 4,1% por instituciones.
76,3%
de los vehículos ofrecidos para arrendamiento son diésel y el 20,4% emplean gasolina. Solo el 2,4% son híbridos y el 0,7%, eléctricos. El año pasado comenzaron a introducirse unidades con motorización de gas.

Y el impulso sigue. Por cada cien vehículos matriculados en la Región, diecisiete son para 'renting'. Al inicio de la crisis eran apenas diez de cada cien. AER, organización que representa a 22 compañías de 'renting', prevé que a medio plazo sean veinte de cada cien, la misma proporción que en Alemania. En Reino Unido ya superan los treinta. Agustín García, presidente de AER resalta: «Los nuevos clientes son en su mayoría personas físicas y pymes, lo que supone que el 'renting' está consiguiendo una gran capilaridad social y económica. Eso no significa que el negocio con grandes empresas esté en horas bajas, pues sigue creciendo».

Particulares y autónomos protagonizan el mayor crecimiento porcentual en número de vehículos en 'renting', con un 82,35% durante 2017. Las pymes, por su parte, aumentan un 16,35% y las administraciones públicas, un 8,63%; mientras que multinacionales y grandes compañías registran un crecimiento más contenido, del 7,81%.

Más expansión

«Esta transformación supone que la base de clientes se está ampliando de forma acelerada, algo que beneficia tanto al negocio como a la sociedad, en tanto que abrazar el 'renting' significa un parque de vehículos más nuevos, más seguros, mejor mantenidos, menos contaminantes y más eficientes», añade Agustín García. En cuanto a las previsiones para este año, el presidente de la AER se muestra optimista: «Esperamos consolidar cifras, tanto en matriculaciones como en parque de vehículos, y crecer en torno a una media del 7% en el conjunto de España». La meta es superar la cifra de 600.000 unidades a escala nacional en 2020.

Tres de cada diez vehículos matriculados por compañías de 'renting' están fabricados en España. Los modelos más demandados son, por este orden, Renault Kangoo, Renault Mégane, Renault Clio, Nissan Qashqai, Seat León, Volkswagen Golf, Citroën Berlingo, Peugeot Partner, Seat Ibiza y Volkswagen Passat.

Los usuarios más habituales son firmas químicas y farmacéuticas, mayoristas y agentes comerciales. Les siguen compañías logísticas, empresas alimentarias y sociedades suministradoras de energía, gas y agua. Todos ellos son sectores con gran peso en la economía regional. De ahí que Murcia sea una de las provincias con mayor implantación del 'renting', por delante de comunidades como Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura, Navarra, Baleares y Canarias.

Ciudadanos y empresas

Los particulares constituyen un colectivo que obsesiona a las operadoras de 'renting'. AER asegura que disponer de un vehículo a cinco años con un uso normal y seguro puede ser más rentable y cómodo bajo 'renting' que en propiedad. El usuario solo tiene que disfrutar del vehículo, mientras la operadora se ocupa de pagar impuestos, cambio de neumáticos y mantenimiento. Solo harían falta incentivos fiscales, subraya García.

El coche suele ser una herramienta importante de trabajo y el arrendamiento tiene sus ventajas, según AER. No hay que desembolsar una gran cantidad de golpe, lo que libera recursos para destinarlos a la actividad principal de la empresa, y da más flexibilidad: la flota puede crecer o reducirse en función de cómo vaya el negocio.

Hay dos posibilidades para arrendar un vehículo, el 'renting' y el 'leasing'. En el primer caso, una compañía compra los vehículos para que sus clientes los disfruten durante un periodo pactado, con mantenimiento y seguro incluidos. Opcionalmente se ofrece asistencia en carretera, vehículo de sustitución, gestión de multas y tarjeta de combustible, así como servicio de recogida y entrega del automóvil, furgoneta o camión para su reparación. Al finalizar el contrato, los vehículos son vendidos en el mercado de segunda mano.

Las cuotas oscilan entre 1.500 y 600 euros mensuales para autos de alta gama y entre 450-200 euros en todocaminos, monovolúmenes, berlinas y utilitarios. Para furgonetas, la horquilla está entre 400 y 240 euros mensuales, dependiendo del volumen de carga. Las tarifas son más bajas cuanto más dura el contrato: hasta un tope de 60 meses o 80.000 kilómetros recorridos. El plazo medio de vigencia de los contratos se sitúa este año en 44 meses, informa AER.

En el supuesto del 'leasing' es el banco quien compra el vehículo en lugar de la empresa y se lo alquila a cambio de una renta mensual. Ésta sirve para cubrir el capital desembolsado por la entidad financiera más intereses. Al término del contrato, existe la opción de compra por parte del usuario. Es una fórmula interesante para empresas y autónomos que no hacen un uso intensivo de vehículos. Con el 'leasing' el cliente es el propietario y asume todos los gastos derivados (matriculación, impuestos, averías), pero puede desgravarlos en el Impuesto de Sociedades.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos