El Ibex-35 se anota un 0.91% y cierra a las puertas de los 9.900

Vista de la Bolsa en la sede de Madrid. /Zipi (Efe)
Vista de la Bolsa en la sede de Madrid. / Zipi (Efe)

Indra encabezó los ascensos, con una revalorización del 4,10%

CRISTINA VALLEJO

Jornada de números verdes en el Ibex-35. Además, el indicador fue de menos a más. Durante las dos primeras horas de negociación, el selectivo parecía no tener demasiado claras las cosas y sufrió algún altibajo, pero a partir de las once y media de la mañana, se decidió completamente por los números verdes. El único "pero" fue que el selectivo chocó con los 9.900 puntos a primera hora de la tarde y desde ahí se vino un poco abajo. Lo mismo le sucedió ayer: que chocó con ese mismo nivel y desde ahí perdió posiciones. Quizás esa cota se ha convertido en una resistencia. 

Al cierre de la sesión, el Ibex-35 dio un último cambio en los 9.895,3 puntos, lo que supone un avance del 0,91%. 

En todo caso, el selectivo español fue el mejor del día. Aunque prácticamente todos los indicadores europeos cerraron en verde. El Dax alemán se colocó después del Ibex-35, con un avance del 0,83%, mientras que el Cac 40 francés se anotó un 0,64%. Sólo el Ftse 100 británico terminó en negativo, aunque apenas se dejó un 0,01%. Y eso que las noticias que venían de Wall Street no eran demasiado halagüeñas. Porque, poco antes del cierre de la sesión europea, el Dow Jones perdía un 0,40% y el S&P 500 se dejaba un 0,20%. Ello, después de un fin de semana largo, por la festividad ayer del Día de los Presidentes, y de seis sesiones consecutivas de avances. El Nasdaq sí se movía al alza: ganaba al cierre de las plazas del Viejo Continente algo más de medio punto porcentual. A medida que fueron pasando los minutos, el S&P 500 logró entrar en positivo, pero no el Dow Jones, que continuaba en rojo 45 minutos después de cerrada la jornada europea.

Indra, el mejor, y sólo ocho valores en negativo

Indra encabezó los ascensos en el Ibex-35, con una subida del 4,10%. A continuación se colocó Siemens Gamesa, con un avance del 3,30%. Acerinox se anotó un 2,90%, Inditex, un 2,51%, y ACS, alrededor de un 2,25%. 

Entre los grandes, también destacó el Santander, que avanzó un 1,65%, mientras que Repsol sumó un 1,18%. 

En rojo, únicamente ocho valores, entre los que Viscofán fue el peor, con un recorte del 1,85%. Después se colocó Red Eléctrica, que bajó un 0,90%. Los otros valores a la baja fueron Enagás, que presentaba resultados antes de que arrancara la sesión, CaixaBank, Cellnex, Abertis, Meliá y Colonial. 

También en el Eurostoxx 50 ha habido buenos resultados: sólo nueve de sus valores cerraron en negativo, encabezados por Ahold, que registró un retroceso del 0,86%.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Vértice 360 fue el peor, con un recorte del 5,11%. Coemac fue el mejor, con una subida del 6,17%. 

Un nuevo hito en el mercado de deuda

En el mercado de deuda, el rendimiento de los títulos americanos a diez años marcaba otro hito al marcar el 2,90%, igualando niveles de mediados de la semana pasada, aunque a primera hora llegó a situarse en el 2,93%. El interés del bono alemán a diez años se mantenía en el entorno del 0,73%. Pero sí subían los intereses de los bonos de la periferia: el rendimiento del bono español a diez años subía por encima del 1,50%, mientras que el de su comparable italiano avanzaba hasta el 2,06%. 

Los expertos de Morgan Stanley han afirmado que es posible que los mercados de renta variable puedan sufrir más a cuenta de la subida de los tipos de los bonos: las últimas caídas han sido un aperitivo, no el plato principal, han señalado. 

Veremos si tiene impacto la publicación mañana de las actas de la última reunión de la Reserva Federal norteamericana. Además, a lo largo de esta semana, van a hablar el presidente de la Fed de Nueva York, William Dudley, así como de Atlanta, Raphael Bostic, y su homóloga de Cleveland, Loretta Mester. 

En la sesión de hoy, la agenda económica ha quedado circunscrita a Europa, donde se ha conocido el índice Zew, que mide la confianza en la economía en Alemania y en la zona euro. En su capítulo de expectativas, ha caído, pero menos de lo esperado. 

En el mercado de divisas, el euro perdía posiciones: retrocedía algo más de medio punto porcentual frente al billete verde, hasta 1,234 unidades. Quizás lo que ha hecho posible ese repliegue de la divisa comunitaria ha sido el dato macroeconómico mixto alemán, que Felipe López, de Self Bank, atribuye a que entre el 23 de enero y el 9 de febrero el Dax alemán llegara a desplomarse más de un 10%. 

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos