El Ibex-35 cierra sobre los 10.700 por primera vez desde junio

El Ibex-35 cierra sobre los 10.700 por primera vez desde junio

Enagás fue el valor más rentable, con una revalorización del 1,72%

CRISTINA VALLEJOMadrid

El selectivo español realizaba un primer asalto a los 10.700 puntos en la primera mitad de la jornada. Entre las doce y la una del mediodía lograba mantenerse sobre esa cota, pero a partir de la una, se replegaba y amenazaba con entrar en negativo. El segundo asalto ha sido el definitivo para el indicador. Comenzaba a las tres de la tarde, poco antes de la apertura de la Bolsa de Nueva York, y, desde entonces, las ganancias han sido crecientes: el Ibex-35 daba un último cambio casi en sus máximos intradiarios (los marcó casi en los 10.760 puntos), en los 10.734 puntos, lo que supone una revalorización del 0,55%.

El Ibex-35 encadena ya cuatro jornadas consecutivas de ascensos que le han hecho posible recuperar los 10.700 puntos que no veía desde el 28 de junio. Además, de una manera holgada, con lo que ha regresado a cotas similares a las del 21 de junio. Bien es cierto que aún le queda un pequeño trecho hasta los casi 11.100 puntos que alcanzaba el pasado 8 de mayo. 

Al índice español le ayudó que Wall Street comenzara la jornada queriendo subir: sus ganancias, poco antes del cierre de las plazas europeas, rondaban el 0,20%. Con ello, los indicadores de la Bolsa de Nueva York marcaban nuevos máximos históricos. 

Sólo siete valores del Ibex-35 en rojo

Aunque lo fundamental para el Ibex-35 fue el hecho de que únicamente siete de sus valores cerraran en negativo. El peor de todos fue Colonial, cuyo descenso no llegó al punto porcentual. Después se situaron Técnicas Reunidas y Bankia, con pérdidas de un 0,66%. Mediaset y Dia bajaron algo más de un 0,3%. Ferrovial y Aena, con caídas de alrededor de un 0,20%, completaron la lista de valores en negativo. 

En verde, Enagás fue el mejor, con una subida del 1,72%, seguido de Acerinox, que se anotó un 1,54%. Después, dos de los grandes: Telefónica e Inditex sumaron un 1,23% y un 1,18%, respectivamente. 

Entre los ‘blue chips’ también destacaron BBVA e Iberdrola, que avanzaron alrededor de un 0,7%. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Borges volvió a ser el peor, con un descenso de casi un 19%, aunque si salió a cotizar a finales de julio a 16,65 euros por acción, ahora se encuentra a 35,77 euros, bien es verdad que por debajo de los máximos que marcaba el viernes pasado en los 54,50 euros. 

El mejor del día en España fue Abengoa 'B', con una revalorización del 7,14%. 

El euro pierde fuelle

El selectivo español fue el más rentable de todos. A continuación se colocó el Dax alemán, con una subida que no llegó al 0,30%. El Cac 40 francés, por su parte, avanzó un 0,20%. El Ftse 100, mientras, ganó un 0,14%. Se quedaron atrás el Ftse Mib de Milán y el PSI-20 de Lisboa, que terminaron prácticamente en tablas, aunque lograron esquivar las caídas.  

En general, a todos los indicadores europeos les sucedió lo mismo que al Ibex-35: a primera hora de la tarde, comenzaron a ganar posiciones con intensidad (o a borrar las pérdidas, como fue el caso de las plazas italiana y portuguesa).

Ello coincidió, además de con los nuevos máximos de los índices de Wall Street, con una repentina depreciación del euro: la moneda comunitaria se cambiaba por 1,1810 dólares al filo de las cuatro de la tarde. Media hora más tarde retrocedía hasta 1,1743 unidades. Y ello tuvo que ver, posiblemente, con la publicación de un dato del mercado de trabajo americano, de acuerdo con el cual el número de empleos pendientes de cubrirse subió en junio hasta un nivel récord de 6,16 millones, por encima de los 5,75 millones que esperaba el consenso de analistas. Ello implica que sigue habiendo una demanda importante de trabajadores, lo que se traducirá en una fuerte creación de empleo en los próximos meses. Por tanto, otra buena referencia laboral americana tras el informe de empleo correspondiente al mes de julio que se publicó el pasado viernes. 

Jornada favorable, en definitiva, en los mercados desarrollados en general, pese a los decepcionantes datos que se publicaban en China de madrugada: tanto las importaciones como las exportaciones crecieron menos de lo esperado por los analistas, aunque su balanza comercial tuvo un superávit mayor al esperado por el consenso de expertos.

Deuda y materias primas 

En consonancia con lo que sucedía en las Bolsas y en el dólar, vimos subidas en los tipos de interés de la deuda: la rentabilidad del bono americano a diez años avanzaba desde el 2,25% hasta el 2,29%, mientras que el rendimiento de su comparable alemán tendía al 0,50%. 

Otro fenómeno al que los inversores asistieron a primera hora de la tarde fue a la repentina caída del precio de la onza de oro, que pasó de los 1.264 hasta los 1.254 dólares entre las cuatro y las cuatro y media de la tarde. 

Si continuamos en el mercado de materias primas, vemos que el precio del crudo registraba un pequeño descenso: el barril de Brent, de referencia en Europa, cedía un 0,13%, hasta los 52,30 dólares, mientras que el barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, bajaba un 0,10%, hasta los 49,34 dólares. El mercado teme que después del verano podría de nuevo aflorar la sobreoferta existente en el mercado de crudo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos