El Ibex gana casi un 2%, pese a Puigdemont

El selectivo cierra la sesión con una subida del 1,92%, para dar un último cambio en los 10.347,80 puntos

CRISTINA VALLEJOMadrid

Jornada intensa en el mercado pendiente tanto de Cataluña como del Banco Central Europeo. La sesión bursátil comenzaba cauta, con el selectivo español plano en el entorno de los 10.150 puntos. Durante la noche y a primera hora de la mañana trascendieron noticias que apuntaban a la división existente en el seno del Govern y del conjunto del soberanismo sobre los próximos pasos a tomar. Y, respecto al BCE, existía la incógnita sobre cómo el BCE comenzaría a reducir el programa de compra de bonos, algo que se esperaba se desvelara en la reunión ordinaria de política monetaria de hoy.

A las doce de la mañana, con informaciones que apuntaban que el president Carles Puigdemont estaría dispuesto a disolver el Parlament y a convocar elecciones para impedir la aplicación del artículo 155 de la Constitución con el que el Gobierno español planea suspender la autonomía catalana, se disparó para tocar máximos a las dos y media de la tarde por encima de los 10.400 puntos.

En el mejor momento del día, el indicador español llegó a subir más de un 2,60%. A partir de esos máximos, el índice comenzó a adelgazar sus ascensos. Pero el retroceso más importante arrancó una vez compareció Puigdemont, a las cinco de la tarde, tres horas y media más tarde de lo inicialmente anunciado, para declarar que, aunque había considerado convocar elecciones, finalmente ha tomado la decisión de no hacerlo, al no existir, según sus palabras, garantías de que ello lograría frenar la aplicación del 155 así como la continuidad de las medidas represivas del Gobierno central. Aunque ese recorte fue, en todo caso, momentáneo.

Al cierre de la sesión, aún estaba pendiente el inicio de la sesión plenaria del Parlament, en la que no se descarta que pueda producirse la Declaración Unilateral de Independencia.

El índice dio un último cambio en los 10.347,80 puntos, lo que supone una subida del 1,92%. De máximos del día a mínimos, desde el nivel alcanzado cuando las elecciones se daban por hecho hasta el cierre, el índice sólo perdió algo más de cincuenta puntos. Aunque el impacto inmediato de las palabras del president catalán llevó al selectivo a perder los 10.300 puntos durante unos instantes.

El importante papel del BCE

En todo caso, la sesión fue muy positiva en toda Europa. Y si el Ibex-35 destacó durante toda la sesión por sus importantes subidas respecto al resto de índices europeos, al cierre, su resultado, aunque se debilitó marginalmente, siguió ganando al Ftse Mib de Milán o al Cac 40 francés. El selectivo español fue el más rentable del día. El Ftse Mib de Milán se anotó un 1,61%, mientras que el Cac 40 francés ganó un 1,50% y el Dax alemán, alrededor de un 1,39%. Peor lo hicieron el PSI-20 de Lisboa y el Ftse 100 británico, que avanzaron poco más de medio punto porcentual.

En el buen resultado generalizado de las Bolsas europeas puede que influyera la decisión del Banco Central Europeo. Reducirá sus compras mensuales a partir del mes de enero desde los 60.000 millones de euros hasta los 30.000, pero el periodo de inyecciones monetarias del Eurobanco se prolongará hasta el mes de septiembre. El Eurobanco, además, deja la puerta abierta a elevar el volumen de compras como su extensión en el tiempo si así lo aconsejara la economía. De acuerdo con Jeremy Gatto, de Unigestion, "Draghi estuvo en la parte 'dovish', suave, de las expectativas del mercado, pese a anunciar que el BCE recalibrará cautelosamente el programa de expansión monetaria".

De acuerdo con Anna Stupnystska, economista global de Fidelity International, "si bien existen motivos para ser optimistas sobre las perspectivas de crecimiento y la declaración de hoy ha destacado las mejoras en una serie de indicadores, también existen otras muchas razones para que el BCE continúe con una política acomodaticia por más tiempo. Sigo esperando una retirada muy gradual de las políticas acomodaticias de compras de activos, que probablemente continúen más allá del horizonte temporal del nuevo programa anunciado hoy, es decir, más allá de septiembre de 2018".

Además, como recuerda Azad Zangana, de Schroders, el BCE continúa comprometido a reinvertir los vencimientos, lo que implica que el volumen de compras va a continuar en el balance del BCE durante un considerable periodo de tiempo. De acuerdo con este último experto, el BCE probablemente extenderá el QE otra vez al final del año que viene, para terminar el programa en diciembre de 2018, preparando el terreno para una primera subida de los tipos de interés en la primera mitad de 2019.

El hecho de que Draghi fuera más 'dovish' de lo esperado se observó, seguramente, en el euro, que bajaba al cierre de la sesión casi un punto porcentual frente al billete verde, para incluso poner en peligro el nivel de 1,17 dólares.

Además, en el mercado de deuda vimos importantísimos descensos de las rentabilidades de los bonos. El rendimiento del título español a diez años retrocedió desde el 1,64% hasta el 1,54%. Al cierre de la sesión, pesaba, además del BCE, la sensación de reducción del riesgo político en el país. Porque en el resto de bonos, la caída de la rentabilidad fue mucho menor. El interés del bono italiano a diez años bajó desde el 2,02% hasta el 1,95%. Y el interés de su comparable alemán retrocedió desde el 0,48% hasta el 0,43%. Con ello, la prima de riesgo de España se estrechó hasta los 110 puntos básicos.

De acuerdo con Zangana, es posible que este movimiento en los bonos implicara que el mercado no había anticipado en su totalidad una ampliación en el tiempo del programa de activos.

Sólo cuatro valores del Ibex-35 en rojo

En el selectivo español, únicamente cuatro valores terminaron en negativo. El peor fue Dia, con un retroceso del 3,91%, en la jornada en que hizo públicos sus resultados. A continuación se colocó Acerinox, con una bajada del 1,93%. Telefónica, por su parte, cedió un 0,55%, también en la sesión en que publicaba sus números trimestrales. Acciona, por su parte, se dejó un 0,26%.

En verde, Colonial fue el valor más rentable del día, con una subida del 4,45%. A continuación se colocó Siemens Gamesa, también con un avance de más de un 4%. Mapfre, Ferrovial, Santander, el Sabadell y Meliá Hotels ganaron más de tres puntos porcentuales.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, no hubo valor más rentable que Colonial ni que Gamesa. Después se colocaron Prosegur Cash y Ence, con ganancias de más de un 3%. En rojo, Abengoa 'B' fue el peor, con un descenso del 8,33%.

En el Eurostoxx 50, sólo cinco valores terminaron en negativo. Uno de ellos fue Telefónica. Pero el peor fue Nokia, con un recorte del 17,5%.

En Wall Street comenzaba la sesión en verde, gracias hoy a buenas referencias empresariales de Twitter y de Ford.

Fotos

Vídeos