Más de 200 firmas se beneficiarán del desarme arancelario japonés

Subasta en Tokio de atún rojo congelado, uno de los productos murcianos más apreciados allí./Yuriko Nakao / Reuters
Subasta en Tokio de atún rojo congelado, uno de los productos murcianos más apreciados allí. / Yuriko Nakao / Reuters

Bruselas y Tokio sellan un acuerdo comercial en un momento en que las exportaciones de la Región al país nipón se estaban desplomando

Juan Carlos Hernández
JUAN CARLOS HERNÁNDEZMurcia

La Unión Europea ha cerrado con Japón el mayor acuerdo comercial de su historia. El antaño protegido mercado nipón eliminará sus aranceles, lo que beneficiará a unas doscientas empresas de la Región, la mayoría de la cuales son de los sectores agroalimentario y químico. La medida se produce en un momento en que las exportaciones murcianas a ese país estaban decreciendo de forma alarmante.

Tras cuatro años de negociaciones, el pasado día 8 de diciembre, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el primer ministro japonés, Sinzo Abe, anunciaron una alianza que unirá a dos socios que copan el 40% del comercio mundial. Se traducirá en un desarme arancelario que afectará inicialmente al 91% de las importaciones niponas, lo que repercutirá en vinos, quesos, conservas, carne de cerdo procesada o el calzado de cuero, productos que tienen gravámenes aduaneros de entre 15% y 30%. Con ello, los exportadores europeos podrán ahorrarse una media de 1.000 millones de euros anuales. Al mismo tiempo, Tokio se compromete a proteger las denominaciones de origen.

216
firmas murcianas han expedido sus mercancías a Japón entre enero y septiembre de este año.
98,6
millones facturaron las ventas al mercado nipón el pasado ejercicio. En los 9 primeros meses del año fueron 71,7 millones, un 2% menos que en el mismo periodo de 2016.
1.000
millones de euros anuales en aranceles se ahorrarán los exportadores europeos tras la entrada en vigor del acuerdo comercial entre Bruselas y Tokio.

De ese modo, el mercado japonés se abrirá a las ventas del sector agroalimentario europeo, mientras que la UE liberalizará las exportaciones japonesas de automoción. El único aspecto por limar es el mecanismo para solventar disputas entre Estados e inversores. Tokio prefiere el sistema de tribunales de arbitraje privados y Bruselas aboga por organismos creados 'ad hoc', como los fijados en el reciente acuerdo con Canadá.

El acuerdo solo está a la espera de su ratificación por la Eurocámara y los Estados miembros para su entrada en vigor en 2019. Se trata de un buen regalo para la economía murciana, cuyas ventas a Japón se han visto reducidas a menos de la mitad desde 2014. En aquel ejercicio facturaron 273,6 millones de euros, el máximo histórico; en 2016 se quedaron en solo 98,6 millones. Entre enero y septiembre sumaron 71,7 millones, un 2% menos que en el mismo periodo del año pasado.

Son cifras poco relevantes para un mercado de 127 millones de consumidores que constituyen la tercera economía mundial (el intercambio comercial con la UE alcanzó los 135.000 millones en 2016). Japón ocupa el número 17 en el ranking de clientes exteriores de la Región. Para paliar tal situación, la Cámara de Comercio de Cartagena organizó una misión comercial a primeros de este mes, justo antes del anuncio del acuerdo comercial. Aún así, Murcia no va tan rezagada en comparación con el resto de provincias que venden al mercado nipón. Ocupa el quinto puesto tras Barcelona, Madrid, Barcelona y Huelva.

Desde hace cinco años, un promedio de doscientas empresas de la Región comercializan sus productos en el exigente mercado nipón. Este año son 216, según el Instituto de Comercio Exterior (Icex). De éstas, 97 son firmas industriales. Les siguen 71 fabricantes de bienes de consumo (ropa, calzado y muebles), aunque su volumen total de ingresos es muy reducido. Destacan 50 elaboradores de vinos y zumos, a los que se unen 45 empresas alimentarias, cuyos productos más exitosos son jamones, embutidos y carne congelada, así como atún rojo, pimentón y conservas.

De cada 100 euros facturados en Japón por los exportadores murcianos, 50 proceden de la venta de alimentos; 30, de productos industriales (esencialmente plásticos y sustancias químicas); 18, de bebidas, y solo 2 de artículos de moda y muebles.

La balanza comercial es favorable para la Región. El año pasado solo gastó 30 millones en productos japoneses. Entre enero y septiembre fueron apenas 12 millones, por lo que la actual tasa de cobertura es del 575%. Lo más demandado son componentes industriales, aleaciones, sustancias químicas y accesorios de automoción.

Cómo entrar

El Instituto de Fomento (Info) indica que gran parte de los negocios japoneses con el exterior se realizan a través de las 'sogo shoshas', grandes compañías de 'trading' que tienen oficinas de compra en las principales capitales del mundo. Aun así, existe gran número de pymes importadoras y distribuidoras. Para negocios de envergadura, el Info aconseja contactar con los llamados 'keiretsus', grupos industriales que abarcan diversos sectores productivos y tienen como matrices a grandes bancos.

Recientemente se ha producido un proceso de simplificación de los canales de comercialización japoneses. Se han eliminado intermediarios con el consiguiente abaratamiento de costes. De ese modo hay mayores posibilidades de establecer contratos directos con mayoristas.

El Info indica que las relaciones comerciales en Japón se gestan con lentitud, pero perduran a base de confianza mutua, siempre que haya cumplimientos estrictos de los plazos de entrega, en cantidades precisas y con un cuidado servicio postventa. La presencia local, aunque tiene costes elevados en cuanto a implantación y mantenimiento, facilita mucho el éxito en el país del sol naciente.

El precio de los solares se dispara en la Región

1 Innovación cartagenera.
El Centro Europeo de Empresas e Innovación de Cartagena (Ceeic) ha contribuido a crear durante este año 51 empresas caracterizadas por introducir algún grado de desarrollo en procesos de producción, lo que a su vez ha permitido generar cerca de 70 puestos de trabajo. A lo largo del año, el Ceeic ha llevado a cabo más de un centenar de actuaciones, entre cursos, talleres, jornadas y programas de capacitación, donde han participado más de un millar de emprendedores cartageneros.
2 El suelo vuelve a encarecerse
El precio medio del metro cuadrado de suelo urbano se situó en el tercer trimestre del año en 144 euros en la Región, un 24,1% más caro que el registrado en el mismo periodo de 2016. Es el sexto mayor crecimiento del país, por detrás de Navarra (37,2%), La Rioja (34,5%), Castilla y León (25,4%) y Extremadura (25,1%). En el conjunto de España, el precio del solar se situó en una media de 162 euros, lo que supone un incremento del 7,8%. Otro síntoma de que el mercado inmobiliario se va animando en Murcia. Buena noticia.
3 Apoyo al emprendedor del Altiplano
La Asociación de Jóvenes Empresarios de la Región de Murcia (AJE) ha designado a Pablo Soler como delegado territorial para la comarca del Altiplano. Este empresario de 35 años, director general de Maza Grupo, será el representante de la asociación en la zona, coordinando eventos y buscando acuerdos con entidades públicas y privadas. Este nombramiento forma parte de la estrategia de AJE para llevar sus programas de asesoramiento y apoyo, como es el caso de 'Murcia Empresa', a todos los municipios de la Región.
4 El enoturismo que funciona
Bodegas Luzón, del Grupo Fuertes, cerrará el año con más de 6.500 participantes -tanto españoles como de otras nacionalidades- en las diversas actividades de enoturismo que ha ofrecido desde que se inició la vendimia. Tal cifra demuestra el interés creciente de la población por adentrarse en la cultura del vino y, más concretamente, por conocer la viticultura jumillana. Y eso se traduce en ventas. Bodegas Luzón cierra el año con la comercialización de más de 3.800.000 botellas. Su facturación superará los siete millones de euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos