La exportación de verduras congeladas se frena tras una década de expansión

Selección de brócoli listo para ser congelado./J. Rodríguez
Selección de brócoli listo para ser congelado. / J. Rodríguez

El 'Brexit', más la caída de la demanda germana y holandesa, reducen casi un 10% las ventas de este año

Juan Carlos Hernández
JUAN CARLOS HERNÁNDEZMurcia

Las verduras congeladas eran hasta el año pasado el producto que más escalaba en las exportaciones del sector hortofrutícola regional. Gracias a ello, Murcia se ha erigido como segunda región productora de España, solo superada por Navarra. Sin embargo, el cambio de proveedores por parte de las cadenas comerciales británicas, más el descenso de pedidos por parte de Alemania y Holanda, hicieron que las ventas al exterior descendieran un 9,8% durante los primeros siete meses del año después una década de espectacular expansión.

Uno de cada cuatro kilos de verduras congeladas que España coloca en los supermercados europeos sale de cámaras frigoríficas murcianas. El año pasado fueron 125.541 toneladas, que proporcionaron 138,3 millones de euros en ingresos. Para hacerse una idea del crecimiento experimentado por este subsector, la facturación de 2006 apenas fue de 50,1 millones de euros.

toneladas de verduras congeladas fueron exportadas desde Murcia el año pasado, lo que generó una facturación de 138
321.520 euros. La producción murciana fue en 2016 de 144.415 toneladas, el 21% del total nacional.
toneladas salieron al extranjero desde las cámaras frigoríficas de la Región entre enero y julio de este año
Los ingresos sumaron 81,2 millones de euros, un 9,8% menos respecto al mismo periodo de 2016.
32%
es el porcentaje de españoles que consumen verduras congeladas cada semana, lo que obliga a los fabricantes murcianos a volcarse en los mercados europeos.

Tal expansión ha obligado a las compañías de transporte de la Región a efectuar fuertes inversiones en naves frigoríficas para manejar tales volúmenes, puesto que el 98% de la exportación se realiza por carretera. La verdura congelada que más se vende desde Murcia es el brócoli, seguida de alcachofa, pimiento, guisante, espinaca, calabacín y cebolla.

Uno de cada cuatro kilos que España vende al exterior sale de cámaras frigoríficas murcianas

Entre enero y julio de este año, las ventas murcianas al extranjero sumaron 74.207 toneladas (-6,65%) y 81.270.566 euros de facturación (-9,81%), de acuerdo con los últimos datos del Instituto de Comercio Exterior (Icex). Las ventas descendieron en Reino Unido (Flandes y Murcia son los mayores suministradores europeos de dicho país), con un -10,2%; así como en Alemania y Holanda, ambas con un -26%, y en Finlandia, con un -62%.

En el resto de países, el ritmo de pedidos crece ligeramente. Es el caso de Francia (segundo mayor cliente de la Región), Suecia, Bélgica, Italia, Polonia, Estados Unidos y Suiza. Aun así, tales incrementos no son suficientes para tapar el 'boquete' dejado por los importadores británicos, germanos y neerlandeses.

La búsqueda de nuevos proveedores por parte de las cadenas comerciales de Reino Unido está facilitando el desembarco en Europa de competidores extracomunitarios. La 'avanzadilla' está siendo protagonizada por exportadores de China, Turquía, Ecuador, Chile e India. Desde allí ya dan el salto a Alemania y Holanda, especialmente los del coloso chino.

Al retroceso de las exportaciones se une este año la competencia egipcia. El consumo de alcachofa congelada en Europa se ha mantenido estable en los últimos años, pero en la última campaña se generó mucho aforo en Egipto, uno de los principales exportadores de esta verdura procesada (desde allí llega entre el 25% y el 30% de la congelada que se ingiere a nivel nacional). Y, por si fuera poco, de calidad muy baja, según resalta la asociación Alcachofa de España.

Ello ha provocado que se produzca un «colapso» del consumo, que se suma a la bajada de precios (de los dos euros el kilo habituales se ha pasado a los 1,6 euros), resalta Antonio Navarro, director ejecutivo de Ultracongelados Azarbe: «Esa mala calidad hace daño a la producción de alcachofa nacional para congelado, porque el cliente no conoce de dónde viene el producto que come. Solo sabe que no le gusta y, por tanto, no lo vuelve a comprar. Necesitamos aranceles fuertes para que no entre en España alcaucil egipcio de baja calidad y para que la situación no se vea tan afectada en los próximos años».

La imagen de calidad es precisamente el principal reto de la patronal nacional Asevec, ya que según sus encuestas apenas un 49% de las amas de casa españolas creen que las hortalizas ultracongeladas son tan buenas como las frescas.

La organización destaca que, en la gran mayoría de las ocasiones, los vegetales congelados contienen más vitaminas y minerales, al ser procesados en el momento de su recolección. Recuerda que las hortalizas casi nunca son consumidas al instante, excepto por aquellos que disponen de su propio huerto, «por lo que lo más parecido son las verduras sometidas a ultracongelación».

El menor coste de las verduras congeladas respecto a las hortalizas frescas -otro motivo de desconfianza de los consumidores- se debe, según Asevec, a que los vegetales que sirven de materia prima se compran en los momentos de mayor abundancia en fresco, cuando su valor es tan bajo como para compensar el gasto en el proceso de congelación. De ese modo, se ejerce control sobre los excedentes de una campaña.

Las principales regiones donde se cultivan verduras destinadas a la industria de ultracongelados son Navarra (192.211 toneladas en 2016, el 28% de la producción nacional), Murcia (144.415 toneladas, el 21%) y Andalucía (82.376 toneladas, el 12%). La superficie total dedicada a ello supera las 40.000 hectáreas.

Este subsector se encuentra en manos de pocos grupos que basan sus estrategias comerciales en la internacionalización, ya que el mercado interior es incapaz de absorber sus volúmenes de producción. Según la consultora Kantar Worldpanel, tan solo un 32% de los consumidores españoles comen verdura congelada semanalmente, ante un 90% que lo hace con sus variedades frescas.

Dentro de la Región destaca Fruveco, que culmina en Alhama una inversión de 80 millones de euros. Su objetivo es doblar su capacidad frigorífica para acometer una expansión internacional. Otras empresas importantes son Congelados Elite, Ultracongelados Azarbe (del Grupo Virto, interproveedor de Mercadona) y Congelados Pedáneo. Dentro de la logística sobresale Gestockal, que tiene en el polígono Las Salinas de Alhama uno de los mayores centros de distribución de congelados del Levante español.

Fotos

Vídeos