La exportación regional de alimentos para animales crece un 20% este año

Un ganadero prepara la comida de sus vacas en una granja de Francia, principal país importador de piensos murcianos./REUTERS
Un ganadero prepara la comida de sus vacas en una granja de Francia, principal país importador de piensos murcianos. / REUTERS

Francia, Emiratos Árabes, Jordania y Tailandia son los mayores compradores de piensos murcianos

Juan Carlos Hernández
JUAN CARLOS HERNÁNDEZMurcia

Murcia exportó durante el primer cuatrimestre del año un total de 24.858 toneladas de piensos, forrajes deshidratados y comida para mascotas, un 20% más que en el mismo periodo de 2016. La facturación se elevó a 8,6 millones, un 30% más, según cifras del Instituto de Comercio Exterior (Icex). El pasado ejercicio se cerró con 77.668 toneladas comercializadas y 23,8 millones facturados, más del triple que hace cinco años. Todo un récord, que volverá a batirse este año si se mantiene el ritmo de ventas.

La actual pujanza de la ganadería murciana ha hecho que la Región sea un referente nacional en la fabricación de alimentos para animales. Hay al menos 126 empresas productoras, de acuerdo con los últimos datos de la Consejería de Agricultura. Entre todas reúnen una capacidad conjunta de producción de 1.223.406 toneladas anuales (la producción nacional asciende a 23 millones de toneladas). Dentro del sector destacan Jisap y la cooperativa Alia, las dos con sede en Lorca. La demanda internacional incluso ha animado a empresas ajenas a probar suerte. Es el caso de la azucarera Grupo Zukan, que vende alfalfa deshidratada a Irán.

Los mayores importadores de piensos, forrajes y comida para mascotas 'made in Murcia' son actualmente, y por este orden, Francia, Emiratos Árabes Unidos, Jordania, Tailandia, Líbano, Bélgica, Italia, Sudáfrica y Alemania. Este año también se han incorporado países de Europa Oriental que están expandiendo sus cabañas ganaderas, como Serbia, Rumanía, Polonia, Bulgaria y Eslovaquia.

Aun así, Murcia todavía tiene bastante trecho por recorrer en el mercado internacional. Ocupa el quinto puesto en cuanto a comunidades exportadoras, por detrás de Cataluña (factura doce veces más que la Región), Madrid, País Vasco y Aragón.

Más demanda nacional

El proceso de internacionalización del sector de alimentación animal coincide con un incremento de la demanda nacional. Así, el período de sequía que está padeciendo España prolongará entre un mes y medio y dos meses el período normal de suministro de alimento complementario al ganado extensivo (bovino, ovino y caprino), lo que elevará en un 20% los costes de producción que soportan los ganaderos.

Asociaciones de criadores recuerdan que el suplemento a base de pienso y forraje suele extenderse desde mediados de junio hasta finales de septiembre o principios de octubre. Sin embargo, este año comenzó de forma generalizada a partir de la segunda quincena de mayo.

A este respecto, la Confederación de Fabricantes de Alimentos Compuestos (Cesfac) destaca que la capacidad industrial del país permite al sector producir más en caso de necesidad sin menoscabar el ritmo de exportaciones. Resalta que los niveles de fabricación ya están por encima de los que había antes de la crisis y son capaces de competir directamente con Francia y Alemania. Respecto a las exportaciones, la patronal recomienda como mercados prometedores a medio plazo los de China, Vietnam y Corea.

Materias primas

En otro orden de cosas, la Comisión Europea publicó el pasado mes una actualización del catálogo de materias primas para productos de alimentación animal. Además de incorporar 35 nuevas entradas, se mejoran los requisitos de un gran número de las ya existentes; sobre todo, las dedicadas a piensos destinados a acuicultura (proteínas y grasas de insectos). Igualmente se fijan disposiciones generales sobre el manejo de productos fermentados con posible presencia de microorganismos.

Los fabricantes deberán adaptar sus etiquetas a estos nuevos requisitos antes del 11 de enero de 2018, si bien las autoridades comunitarias recuerdan que este catálogo no es exhaustivo y su uso es aún voluntario. De ese modo, las materias primas que no figuran en este podrán comercializarse y utilizarse en la UE hasta agotar existencias, siempre que se notifiquen en el registro comunitario (http://www.feedmaterialsregister.eu/). Para ello deberán estar libres de impurezas químicas resultantes del procesado. Habrá una nueva actualización en otoño de 2018.

Transgénicos

Más allá de este catálogo, una de las áreas a la que prestan más atención los fabricantes de piensos compuestos, según Cesfac, es la regulación sobre transgénicos y herbicidas que afectan a la producción y comercialización de cereales y oleaginosas para la obtención de piensos.

La patronal se queja de que el marco regulatorio comunitario es poco flexible en transgénicos y plaguicidas, con decisiones 'acientíficas' que cuestionan los análisis de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA). Asegura que, con ello, se limitan las posibilidades de crecimiento de la industria europea y se encarecen innecesariamente los piensos para los ganaderos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos