Mas-Colell: «Cataluña no recuperará las sedes sociales que se han trasladado»

Andreu Mas-Colell, exconseller de Economía catalán./Alejandro García (Efe)
Andreu Mas-Colell, exconseller de Economía catalán. / Alejandro García (Efe)

El exconseller de Economía cree que a Cataluña le «hace falta un Govern» y opina que «la normalidad hará falta recuperarla de muchas maneras»

EFEBarcelona

El exconseller de Economía Andreu Mas-Colell cree que Cataluña no recuperará las sedes sociales de empresas que se han trasladado a otras partes de España en los últimos meses, aunque subraya que lo «crucial» ahora es «trabajar para que no haya un cambio de sedes operativas».

En una entrevista concedida a Efe, Mas-Colell se ha referido así a la decisión de varios miles de empresas, entre ellas grandes corporaciones catalanas, de mover su sede social fuera de Cataluña durante el último trimestre de 2017, coincidiendo con la crisis política en Cataluña.

A la pregunta de si estas empresas volverán a situar la sede social en esta comunidad, ha afirmado: «Creo que no volverán, pero el tema esencial es si habrá tendencia al traslado de sedes operativas o no. Tenemos que trabajar para que no haya un cambio de sedes operativas».

«El retorno de la sede fiscal o la social (a Cataluña), creo que son pasos que no van atrás. Puede haber algún caso, pero tampoco es lo más fundamental. En Estados Unidos hay muchas empresas que tienen sede fiscal en Delaware y la sede operativa en Nueva York, pero claro, Madrid no es Delaware, quiere ser más que Delaware», ha argumentado Mas-Colell.

El exconseller de Economía y sus excolaboradores en este departamento Albert Carreras e Ivan Planas han concedido esta entrevista con motivo de la publicación del libro 'Turbulències i tribulacions' (Turbulencias y tribulaciones), publicado por Edicions 62.

En el libro, estos tres ex altos cargos del departamento de Economía repasan su experiencia de gestión entre 2011 y 2015, una etapa de gobierno marcada por la crisis económica y por los recortes en el gasto.

En cuanto al retraso en la formación de Govern en Cataluña, el exconseller ha asegurado: «Nos hace falta un Govern». No obstante, ha querido dejar claro que «no le pondría como deberes» al futuro conseller de Economía y, en general, al nuevo Govern el objetivo de «recuperar sedes (de empresas)».

«Su misión es hacer lo que normalmente hace la Generalitat: impulsar la economía, hacer un presupuesto... Y las tendencias de fondo ya serán las que tengan que ser», ha concluido Mas-Colell, que ha destacado también la importancia de poner fin a la intervención de la Generalitat, fruto de la aplicación del artículo 155 de la Constitución: «Quitar el 155 nos conviene mucho», ha apostillado.

Preguntado por si hace falta que el Govern recupere la normalidad en Cataluña, el exconseller ha opinado que «la normalidad hará falta recuperarla de muchas maneras». «Yo, personalmente, no creo que la normalidad sea posible con cuatro dirigentes políticos en la prisión, y esto tienen que saberlo quienes toman decisiones en Madrid, porque no están ayudando a recuperar la normalidad», ha concluido.

Respecto a la posibilidad de que el Estado aplique una quita a la deuda autonómica, Mas-Colell ha asegurado que «si viniera, magnífico», pero ha comentado que las quitas de deuda han sido «muy estigmatizadas en el contexto de la crisis europea» y que él sería más partidario de la «deuda perpetua».

En cuanto al debate acerca de si el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) debe seguir vigente, el ex secretario general del departamento de Economía Albert Carreras ha opinado que "el FLA se tendrá que mantener una temporada, inevitablemente".

«Se debe organizar mucho la transición de la salida del FLA, porque no será creíble que las comunidades puedan presentarse ahora a pecho descubierto (a captar financiación en los mercados) si no hay un nuevo modelo de financiación y un nuevo sistema de administración de las bases fiscales», ha concluido Carreras.

Haciendo balance del período de gobierno que les tocó gestionar (2011-2015), Carreras ha lamentado la falta de solidaridad del Estado respecto a las comunidades a la hora de repartir los objetivos de déficit público.

«Ha habido en estos años una voluntad de centrifugar el déficit. El Estado ha tratado a los otros niveles de administración como si fueran entre súbditos y forasteros», ha afirmado.

Por su parte, Ivan Planas, que fue director general de Análisis y Seguimiento de las Finanzas Públicas de la Generalitat entre 2014 y 2016, ha censurado la «demagogia» de España por sostener, durante los años de la crisis, que las comunidades eran las «responsables» del descontrol de déficit.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos