Publirreportaje

Escuela de Gestores, una buena oportunidad para el conocimiento personal y del equipo de trabajo

Escuela de Gestores, una buena oportunidad para el conocimiento personal y del equipo de trabajo
Qué cierto es el dicho que «el saber no ocupa lugar» y más en el mundo actual en el que vivimos donde todo va muy rápido, donde todo cambia y donde no nos queda otra opción de cuidar la formación continua para estar al día y poder responder a las necesidades que se presentan

Tengo 36 años, llevo trabajando en Cáritas más de una década acompañando equipos de personas, gestionando recursos materiales y la necesidad de reciclaje y ampliación del conocimiento es una prioridad para mostrar cada día mi mejor versión.

A primeros de Febrero, entre ese numeroso volumen de correos electrónicos que recibo en mi bandeja de entrada, nuestro Director Diocesano nos invita a la conferencia inaugural de Victor Küppers de la XIII Edición de la Escuela de Gestores. Junto a la invitación, me detengo unos minutos a ver el contenido de la formación completa y me quedo con la idea en la cabeza de lo interesante que sería participar en la misma. Contesté al correo lamentando no poder asistir a dicha inauguración por otro compromiso laboral pero si expuse mi disposición a realizar el curso si fuese posible.

Mi sorpresa y agradecimiento fue recibir días después la contestación del Secretario General comentándome la posibilidad que me brindaba la organización de participar en la formación. Con la satisfacción de haber sido seleccionado para realizar el curso y con una enorme ilusión de exprimirlo al máximo confirmo mi participación y anoto cada una de las 12 sesiones presenciales en la agenda. Siento además la responsabilidad y oportunidad de «empamparme» de todo el amplio conocimiento que voy a recibir para poder devolverlo a la organización. No solo a mis compañeros de trabajo y voluntarios de la misma sino que repercuta el aprendizaje en las personas por y para las que trabajamos, que precisamente son las últimas de esta sociedad.

Con un formato y organización excelente, la Escuela de Gestores combina las horas presenciales, una atractiva plataforma de trabajo online con numerosos foros de discusión, ejercicios prácticos, evaluaciones, bibliografía y una sesión final de coaching individual que culmina una gran experiencia formativa. Compartir el curso con un profesorado cualificado y un grupo adecuado de compañeros de un variado sector empresarial me ha permitido tener un contraste real del día a día en muchos aspectos laborales.

Sin duda alguna, el protagonista principal de esta escuela es el contenido ambicioso de cada una de esas sesiones donde prima, no solo el desarrollo de habilidades personales (comunicación, motivación, asertividad, negociación, oratoria, inteligencia emocional) sino también el aprendizaje de aspectos más técnicos (función financiera, organizativa).

Haciendo balance de lo vivido estos dos meses y medio he de decir que es una experiencia intensa puesto que la tarea del día a día sigue estando ahí, la conciliación personal y laboral más la propia actividad del curso hace que sea un periodo de un esfuerzo importante pero a la postre reconfortante por el aprendizaje recibido, un aprendizaje que busca un empoderamiento personal en el que identificar nuestras virtudes con el objetivo de fortalecerlas y exprimirlas al máximo y por otro lado detectar las debilidades de cara a trabajarlas y mejorarlas.

Como conclusión final exponer que el futuro de las organizaciones, o por lo menos, así lo veo yo mucho más claro tras la formación, es la de desarrollar las habilidades personales de cada uno de los miembros de un equipo y llevar a cabo una eficaz gestión del mismo con su consiguiente y clara planificación. El liderazgo, la gestión, son conceptos esenciales a equilibrar entre nuestra vida personal y laboral, es por ello que recomiendo la formación al 100% a toda aquella persona que tenga dichas funciones en su empresa.

Y atendiendo a una última reflexión: ¿el gestor nace o se hace? Mi respuesta es que una formación continua donde se combine la técnica, el conocimiento y las habilidades personales hacen que la persona abra un nuevo horizonte de posibilidades, una oportunidad de salir de nuestra zona de confort y de reinventarmos puesto que como comentaba al principio, estamos en una época de constante cambio donde para conseguir resultados diferentes hay que hacer cosas diferentes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos