Atlantia cede y solicita autorización al Gobierno para comprar Abertis

Sede de Abertis en Barcelona/Reuters
Sede de Abertis en Barcelona / Reuters

La compañía italiana toma esta medida después de que el Ejecutivo pidiera a la CNMV que revocase el visto bueno a la OPA

David Valera
DAVID VALERAMadrid

La pugna por la compra de Abertis escribió hoy un nuevo e importante capítulo. Atlantia cedió a las exigencias del Gobierno y presentará una autorización ante los Ministerios de Fomento y Energía para adquirir la concesionaria, según comunicó hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores(CNMV). De esta forma la compañía italiana, que presentó una Oferta Pública de Adquisición en junio (OPA) de 16,5 euros por acción, se pliega a los deseos del Ejecutivo, que siempre quiso tener voz en una operación que considera estratégica por estar involucrado el dominio sobre Hispasat, la empresa lanzadora de satélites que controla Abertis, además de muchas autopistas.

«Atlantia ha optado, en beneficio de los intereses del mercado, de la propia sociedad afectada Abertis y de sus accionistas e inversores, solicitar las correspondientes autorizaciones a los Ministerios», explicó la compañía italiana en el comunicado remitido a la CNMV. En este sentido, Atlantia aseguró que toma esta medida como muestra de su «respeto por las instituciones españolas y su mejor disposición a que el proceso de oferta sobre Abertis no se vea ralentizado».

En cualquier caso, la empresa italiana recordó que su oferta ya recibió el visto bueno de la CNMV «al entender ajustados sus términos a las normas vigentes y considerar suficiente el contenido del folleto explicativo presentado». Sin embargo, ante la posición del Ejecutivo, que el pasado 7 de diciembre solicitó al organismo regulador revocar o anular esa autorización, Atlantia ha decidido ahora presentar esos permisos ante los Ministerios de Íñigo de la Serna y de Álvaro Nadal. En cualquier caso, la empresa transalpina dejó claro que este cambio de opinión «no desvirtúa ni modifica la posición jurídica» de la compañía a la hora de proteger sus intereses.

ACS como alternativa

Además, ante los movimientos del Gobierno para buscar una alternativa a la oferta de Atlantia a través de ACS, la compañía italiana manifestó en el comunicado su «plena confianza en el buen funcionamiento de las instituciones españolas y en su evaluación neutral, eficiente y objetiva de las solicitudes de autorización al tratarse de una operación de dimensión comunitaria». La referencia a las instituciones europeas no es gratuita. Y es que la Comisión Europea ya avaló la OPA de Atlantia al considerar que no ponía en riesgo la competencia en el sector.

Por su parte, la otra interesada en Abertis, la constructora ACS, ya formalizó la autorización al Gobierno. La compañía que dirige Florentino Pérez presentó una OPA en octubre a través de su constructora alemana Hochtief, que valoraba la concesionaria en 18.600 millones al ofrecer 18,76 euros por acción. Es decir, mejoraba la propuesta de Atlantia, que suponía valorar a Abertis en 16.341 millones.

En cualquier caso, ahora será el Gobierno el que tenga en su mano la posibilidad de poner condiciones a Atlantia para autorizar la OPA. Hay que tener en cuenta que el Ejecutivo no ve con buenos ojos que quede en manos extranjeras el control sobre concesiones públicas.En este sentido, Abertis dispone de más de 1.500 kilómetros de autopistas en España (el 59% del total de las vías de peaje) además de poseer el 91% de Hispasat. De hecho, una opción sobre la mesa es que la empresa de satélites sea adquirida por Red Eléctrica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos