Cae más de un 15% la demanda de motos nuevas en Murcia

Interior de una tienda de motos de la ciudad de Murcia, en una imagen de archivo.
Interior de una tienda de motos de la ciudad de Murcia, en una imagen de archivo. / Vicente Vicéns / AGM

Las ventas de ciclomotores se reaniman por primera vez desde el inicio de la crisis

Juan Carlos Hernández
JUAN CARLOS HERNÁNDEZMurcia

La expansión del mercado de motocicletas nuevas en Murcia parece haber tocado techo después de más de un año de crecimiento vertiginoso. Las matriculaciones han caído un 15,3% entre enero y agosto, con 2.444 motos, de acuerdo con los datos de la patronal Anesdor.

Por contra, la demanda de ciclomotores se ha reactivado por primera vez desde la crisis y ha crecido un 15,1% este año, si bien la cifra comercializada es aún demasiado magra, con 441 unidades. La abundante oferta del mercado se segunda mano sigue siendo un fuerte lastre para los concesionarios.

Seis de cada diez modelos comercializados son 'scooters' de 125 centímetros cúbicos

El bache sufrido por los vendedores de motos de la Región es extensible al resto de España, aunque no en la misma magnitud. En lo que va de año, la demanda nacional ha experimentado un retroceso del 7,1%, con 92,841 unidades comercializadas. Las únicas regiones donde siguen creciendo las ventas son Galicia y Navarra.

Respecto a ciclomotores, el ‘boom’ es sorprendente, con un incremento del 23,1% (de incluso el 45% y el 30% en Andalucía y Madrid, respectivamente) y 13.534 unidades matriculadas. Solo La Rioja y País Vasco ofrecen resultados negativos. Fuentes del sector atribuyen este auge al fuerte aumento de los servicios de mensajería y entregas rápidas a domicilio en las ciudades.

El pasado mes de agosto fue decepcionante para el mercado de dos ruedas en la Región. Así, bajaron un 6,1% las ventas de motocicletas, con 276 unidades comercializadas, y un 7,1% las de ciclomotores, con solo 53 unidades. En el conjunto de España, el descenso fue del 3,2% en el caso de las motos, mientras que en el segmento de 50 centímetros cúbicos la demanda se disparó un 26,3%, porcentaje que escaló hasta el 75% en Cataluña.

Marcas y modelos

La gran mayoría de las motos que se venden este año en la Región son para uso urbano, para desplazarse al lugar de trabajo o para reparto. Así, el 59,6% del total son de tipo ‘scooter’ de 125 centímetros cúbicos, según los datos que maneja Anesdor. El 36,9% son motocicletas de carretera para ruteros y el 3,3%, de motocross. En el caso de los ciclomotores, el 89,4% son ‘scooters’.

De acuerdo con Anesdor, las marcas preferidas por los moteros son, actualmente y por este orden, Honda, Yamaha, Kymco, Piaggio, Sym, BMW, Kawasaki, KTM y Suzuki. En ciclomotores destacan Piaggio, Kymco, Peugeot, Yamaha, Govecs, Derbi, Rieju, Suzuki y Aprilia.

Por modelos de motos, las más vendidas son la Honda PCX, la Kymco Agility City, la Honda SH, la Yamaha NMAX, Sym Symphony y la Piaggio Liberty. Todas ellas ‘scooters’ de 125 centímetros cúbicos. Con cilindrada superior figuran la Yamaha X-Max 300, la Yamaha T-Max 500, la Honda X-Adv, la Yamaha MT-07, la Kymco Superdink, la Kawasaki Z y la Suzuki DL 650.

Renovación

El secretario general de Anesdor, José María Riaño, critica: «La falta de medidas que impulsen la adquisición de vehículos nuevos y los cambios introducidos en la normativa europea de emisiones (Euro 4) hacen que las ventas de motocicletas anoten su sexto mes de caídas en lo que llevamos de año».

Resalta que el actual ritmo de matriculaciones es insuficiente para renovar el parque español de motos, que es uno de los más antiguos de la Unión Europea, con 14,7 años de media, superior a países como Reino Unido (13,7), Francia (10,5) e Italia (8,6).

Fiscalidad

Anesdor reitera la importancia de que la Administración ponga en marcha iniciativas que permitan incorporar al parque circulante modelos más nuevos, dotados con las últimas tecnologías en materia de seguridad y consumo de combustible.

«Con el actual marco fiscal –explica Riaño–, una moto nueva soporta una carga impositiva muy superior a una de segunda mano». Así, la carga tributaria sobre el precio neto de una moto nueva en España llega a ser de hasta el 40,7%, mientras que en Italia oscila entre el 26,6% y el 27,2%; en Reino Unido es del 23,39%; en Francia se mueve entre el 22,16% y el 24,49%; y en Alemania es del 20,93%.

Si a esta desigualdad se suma el hecho de que el impuesto en la compra de una motocicleta de segunda mano está en torno al 5%, el mercado de ocasión se ve aún más atractivo para los aficionados a las dos ruedas. Antes de la crisis, el ratio entre moto usada y nueva era de 0,8:1. Ahora es de 2,4:1. En los momentos más álgidos de la crisis se llegaron a vender tres unidades de segunda mano por cada una recién fabricada. Esta es una de las causas que, según Anesdor, ayudan a entender el envejecimiento del parque motociclista español.

Propuestas

Anesdor plantea reducir en un 50% la tasa de matriculación para motos; suprimir el llamado Impuesto Especial para Determinados Medios de Transporte (Iedmt), que considera obsoleto, y modificar los criterios del Impuesto de Circulación, aplicando los mismos parámetros a los que se somete el automóvil. Por ejemplo, están exentas de tributar las motos que emiten hasta 100 gramos de dióxido de carbono por kilómetro recorrido, mientras que en los automóviles tal exención se eleva hasta los 120 gramos por kilómetro.

Fundada en 1954, Anesdor es la asociación del sector de automoción más antigua de España. Representa a más del 96% del mercado de dos ruedas; en concreto, a 41 empresas de la industria (fabricantes e importadores), que comercializan 84 marcas.

Fotos

Vídeos