La bonanza bursátil eleva la rentabilidad de los planes de pensiones

Publicidad sobre planes de pensiones en una entidad bancaria, en una imagen de archivo.
Publicidad sobre planes de pensiones en una entidad bancaria, en una imagen de archivo. / I. Aizpuru

Más de 268.000 murcianos recurren a este producto financiero, pero el capital medio no pasa de 4.500 euros

Juan Carlos Hernández
JUAN CARLOS HERNÁNDEZMurcia

El primer trimestre del año se cerró con una rentabilidad media del 4,68% anual para los planes de pensiones, opción elegida por más de 268.000 murcianos para mejorar sus futuras jubilaciones. El auge de las Bolsas está detrás de la recuperación de un producto financiero que ofrecía números rojos a sus partícipes a finales del año pasado. Los recelos de los ahorradores de la Región -la gran mayoría, alérgicos al riesgo- han hecho que Murcia ocupe el último puesto en cuanto a patrimonio medio dedicado, con tan solo 4.469 euros, casi la mitad del promedio nacional, que es de 8.635 euros, según la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva (Inverco).

Los atrevidos que confían sus planes de pensiones a la evolución de las Bolsas se llevaron una excelente recompensa a finales de junio, con un rendimiento de nada menos que del 19,25% anual. Aquellos que se basaron en una mayor proporción de títulos de renta variable sobre los de renta fija obtuvieron una rentabilidad del 8,84%. Los que prefirieron algo menos arriesgado (renta fija mixta) se quedaron con un 2,67%.

1.200
millones de euros es el capital que suman los planes privados de pensiones en la Región.
euros es el promedio que cada ahorrador murciano dedica a su plan de pensión individual
Es la cifra más baja de España, según Inverco.
4,68%
es la rentabilidad media a un año que ofrecía el conjunto de los planes de pensiones al cierre del primer semestre de este ejercicio.

En cambio, quienes exigieron carteras muy conservadoras de títulos tuvieron que resignarse con intereses nulos o ligeramente negativos: del -0,17% en renta fija a corto plazo; del -0,43% en planes garantizados y del -0,61% en renta fija a largo plazo.

La OCU considera que dicha fórmula de ahorro solo merece la pena para quienes ingresen más de 60.000 euros al año

Inverco destaca que las gestoras de planes «han aprovechado de forma muy eficiente el buen comportamiento de los mercados de renta variable durante el segundo trimestre del año». Añade que la rentabilidad neta anual de casi el 4,7% obtenida hasta junio está muy por encima de la inflación del periodo, que es del 1,5%.

Para los murcianos próximos a la jubilación y que han estado aportando durante más de 25 años, sus planes de pensiones acumulan una rentabilidad media relativamente satisfactoria, superior al 4,5%. Para los que se sumaron hace cinco años, se benefician de un rendimiento medio del 5,37%, que se dispara al 11,12% para los que confían en renta variable. Los que lo hicieron recientemente -hace solo tres años- obtienen un 2,46% de media. Los peor parados son aquellos que suscribieron sus planes justo al inicio de la crisis, puesto que solo retienen un 2,1% acumulado.

El capital total dedicado a pensiones privadas en Murcia se eleva a 1.200 millones de euros, de acuerdo con los últimos datos de Inverco. Equivale al 4,3% del PIB regional. En comparación, los fondos de inversión suman más de 2.740 millones.

En el conjunto de España, los planes de pensiones individuales engloban 71.804 millones de euros, aportados por 7.629.200 personas. A tales cantidades se suman otros 36.465 millones procedentes de 2.084.700 partícipes de planes promovidos por empresas para empleados.

Cartera de inversiones

Inverco informa de que la estructura de cartera del conjunto de los planes de pensiones está formada este año en un 26,5% por deuda pública; en un 19%, por títulos de Bolsas extranjeras; en un 16,5%, por bonos y obligaciones de empresas españolas; en un 11%, por acciones de éstas, y en un 9,1%, por emisiones de deuda de otros países. El resto está compuesto por tesorería y otros activos de las entidades gestoras.

El sector bancario está inmerso desde hace un año en una campaña de captación de suscriptores de pensiones privadas en una época en la que las bonificaciones por traspaso de plan y las promociones por abrir uno nuevo ocupan los escaparates de la mayoría de las sucursales murcianas. Tal campaña ha aterrizado en un momento oportuno. En los últimos meses no faltan voces que cuestionan la viabilidad de la 'hucha' para jubilados.

Los planes de pensiones tienen el inconveniente de falta de liquidez para los ahorradores. Solo se recupera el capital cuando uno se jubila, está en paro, padece una enfermedad grave o una incapacidad, si bien la última reforma posibilita retirar el dinero que fue invertido a partir de 2015 una vez pasados diez años. Otro defecto es que el patrimonio invertido no está cubierto por el Fondo de Garantía de Depósitos.

Fiscalidad

La ventaja de este producto financiero reside en su tratamiento fiscal. Las cantidades aportadas pueden ser descontadas de la base liquidable del IRPF con un límite de 8.000 euros al año o el 30% de la suma de rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas. El reverso de la moneda reside en que tanto los beneficios como los capitales tributan en su totalidad como renta del trabajo al recuperarlos. Pueden llegar a gravarse al tipo máximo del IRPF (55% en Murcia) si se cobra todo el dinero de golpe (por razones de desempleo o fallecimiento, por ejemplo).

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) indica que, con la oferta actual de planes, éstos solo interesan cuando se invierten en ellos la tributación que se deja de pagar, junto con el resto del ahorro. Teniendo en cuenta, por ejemplo, que el tipo marginal del IRPF es del 45% en rentas superiores a 60.000 euros anuales, por cada 1.000 euros ingresados se ahorran 450 euros en impuestos que se podrán aportar de forma adicional. Al cabo de 20 años se obtendrá un capital mucho mayor que si se hubieran metido 1.000 euros anuales en el fondo de inversión más rentable del mercado.

La OCU aconseja no recuperar el plan hasta el año siguiente de la jubilación, cuando empiezan a bajar los ingresos. Lo mejor es percibir una renta financiera, ajustada para no saltar de tramo en el IRPF, y dejar que el resto del dinero siga rentando.

Más

Fotos

Vídeos