El Banco de España alerta de los riesgos de algunos productos en Internet

El Banco de España alerta de los riesgos de algunos productos en Internet

El subgobernador reconoce que determinadas ofertas digitales llegan «con envoltorios amables» que despus presentan problemas

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

El subgobernador del Banco de España, Javier Alonso, ha lanzado una advertencia sobre el peligro que constituyen determinadas ofertas de productos bancarios a través de Internet, al suponer «un riesgo implícito» para los clientes, que cada vez se mueven con mayor asiduidad en las redes. Alonso ha indicado que parte de esos activos, por ejemplo, son presentados «en envoltorios amables y accesibles para el gran público» a través de aplicaciones informáticas muy popularizadas.

El segundo de abordo del regulador bancario, que ha realizado estas declaraciones durante su intervención en el XIII Encuentro del Sector Financiero del IESE, también ha avisado sobre «las autorizaciones involuntarias de acceso a información personal» que algunos usuarios realizan cuando contratan determinados productos o servicios con proveedores digitales financieros. Además, Alonso ha puesto como ejemplo la comercialización de «productos complejos, opacos y difíciles de entender» para muchos clientes bancarios que se fían de lo que se les ofrece en internet.

Otro de los «riesgos» que ha apuntado se relacionan con la divulgación de información relevante, precontractual o contractual, a través de teléfonos inteligentes o tabletas, en los que el tamaño de la pantalla y la inmediatez de la aceptación «limitan la capacidad del cliente para saber qué es lo que realmente está consintiendo» realmente.

Alonso también ha explicado que, en el ámbito digital, el principal reto al que se enfrenta el cliente bancario es el de la contratación financiera en sí misma. «Si es consciente de la transcendencia del compromiso que adquiere al firmar cada contrato valorará la importancia de conocer ese compromiso a fondo antes de firmar, y de saber qué puede exigir durante la vida de la operación y cuáles son las obligaciones que no puede eludir durante ese tiempo», ha indicado. En este sentido, ha recordado que «por firmar debe entenderse también el poner una cruz en la casilla de 'acepto los términos y condiciones del contrato' en las transacciones» que se ejecutan por vía digital.

Para atajar estos riesgos, Alonso ha abogado por la mejora de la educación financiera y el impuesto de las «competencias digitales en la generalidad de los ciudadanos». El subgobernador ha englobado toda esta sitaución en un ambiente delicado para el sector bancario, porque vive «una pérdida de confianza» de sus clientes desde hace años agravado por la crisis de la última década, agravada por la «evolución, más que revolución» digital.

Bankia: dos años para privatizarse

En ese mismo acto, el consejero delegado de Bankia, José Sevilla, ha reconocido que, tras la venta del 7% que el Estado tenía en la entidad a traves del FROB, puede deshacerse del 60% restante hasta finales de 2019, el plazo marcado para privatizar el 100% el banco. Y así puede ser porque ”en dos años hay espacio suficiente” para continuar con esa estrategia de vender paquetes con el paso del tiempo, a medida que se encuentren oportunidades de mercado, como la de esta semana.

Sevilla ha reconocido que la venta materializada ayer, por la que optaron fundamentalmente firmas inversoras de Reino Unido y Estados Unidos, fue ”positiva” y representa ”un síntoma de confianza en el sector bancario español y en la propia economía”.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos