Los clientes de BMN comienzan a operar solo bajo la marca de Bankia

Una mujer usa un cajero de Bankia. /Sergio Perez / Reuters
Una mujer usa un cajero de Bankia. / Sergio Perez / Reuters

La entidad culmina en menos de tres meses la integración tecnológica con Banco Mare Nostrum y unifica su plataforma

LA VERDADMurcia

Bankia ha cerrado este lunes la integración de las plataformas tecnológicas tras su fusión con BMN, un proceso que ha culminado este fin de semana, apenas dos meses y medio después de que la operación obtuviese todas las autorizaciones.

La entidad ha integrado 613 oficinas en todo el territorio nacional, de manera que sus clientes tienen disponibles desde hoy más de 2.250 oficinas y más de 6.400 cajeros automáticos. Se han adaptado más de 1.000 cajeros -882 en oficinas y 154 desplazados- y han sido sustituidos 17.000 terminales de pago en comercios.

En este proceso de integración, Bankia ha trabajado en la actualización de más de 22.000 dispositivos utilizados en las oficinas (ordenadores, impresoras, tabletas de firma digital, servidores, dispensadores de efectivo o sustitución de cajeros automáticos, entre otras actuaciones).

Además, se han intercambiado más de 67.000 ficheros y unos 30 terabytes (Tb) de datos que corresponden a más de nueve millones de contratos de 1,7 millones de clientes.

Para llevar a cabo la ejecución de la integración tecnológica se han desplazado cerca de 800 profesionales de Bankia y se han impartido casi 260.000 horas de formación entre los empleados de la entidad.

En el transcurso de la operación se han llevado a cabo más de 30.000 casos de pruebas de datos y más de 25.500 pruebas de dispositivos en oficinas.

Sin cambios contractuales

Este procedimiento representa la fusión práctica de las dos entidades en cuanto a operativa de clientes se refiere y se ha realizado de manera que los 8,2 millones de usuarios no tengan que realizar ningún trámite. Así, aunque se produce una modificación en el número de cuenta del cliente (código IBAN), las domiciliaciones de recibos cambiarán automáticamente y se abonarán en la nueva cuenta de Bankia.

Las tarjetas emitidas por BMN en propiedad de los clientes funcionarán con normalidad tanto en comercios como en cajeros automáticos, si bien posteriormente serán sustituidas por las nuevas tarjetas Bankia, que los clientes recibirán gradualmente en su domicilio.

Además, los usuarios van a poder seguir utilizando sus actuales oficinas. En el caso de que se produzcan cambios en la red de sucursales, Bankia contactaría con ellos para asignarles otra oficina próxima a su domicilio.

La tramitación de las operaciones puestas en marcha con BMN seguirán ahora su curso normal, mientras que los productos que ofrecía BMN se integrarán con los de Bankia progresivamente y no se producirán cambios contractuales.

Junto a ello, los créditos hipotecarios firmados con anterioridad a la fusión mantendrán sus condiciones tal y como fueron formalizadas con BMN.

Exoneración de comisiones

Bankia eximirá, a partir del próximo 1 de abril, del pago de las principales comisiones a más de 520.000 clientes procedentes de BMN que tienen sus ingresos domiciliados con la entidad, una vez ha sido completada la integración tecnológica.

De esta cantidad, más de 160.000 clientes residen en la Región de Murcia; unos 140.000, en la provincia de Granada; 120.000, en Islas Baleares, y más de 35.000, en Jaén.

Con todo ello, ya son más de 4,1 millones de clientes los que no pagan comisiones en sus operaciones más habituales al relacionarse con la entidad.

Cuarta entidad financiera

La fusión de Bankia y BMN recibió todas las autorizaciones exigidas por la Administración y organismos reguladores y supervisores el pasado 29 de diciembre. La operación ha consolidado a Bankia como la cuarta entidad financiera en el mercado español, con unos activos gestionados de 223.000 millones de euros.

BMN aporta al grupo unos 38.000 millones en activos y una franquicia líder en la Región de Murcia, Granada e Islas Baleares. El volumen de créditos de la entidad resultante ha crecido, producto de esta fusión, un 20% y el de depósitos, un 28%, mientras que la base de clientes se ha incrementado en un 26%.

Bankia cuenta, tras la operación, con cuotas de mercado superiores al 30% en Granada y la Región de Murcia, y del 25% en Islas Baleares. Ello va a servir para complementar una franquicia que ya es líder en territorios de gran tamaño y dinamismo económico, como la Comunidad de Madrid o la Comunidad Valenciana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos