BBVA rebaja tres décimas el crecimiento para 2018 por Cataluña

Francisco González./Reuters
Francisco González. / Reuters

Modera el avance del PIB al 2,5% para el próximo año aunque estima que si la incertidumbre se prolonga el impacto podría restar 12.000 millones a la economía

David Valera
DAVID VALERAMadrid

La incertidumbre derivada de la crisis de Cataluña sigue empeorando las previsiones de crecimiento de la economía española. En concreto, el BBVA Research rebajó tres décimas el avance del PIB para 2018 hasta el 2,5%. Sin embargo, el servicios de estudios de la entidad ha advertido que si la situación de tensión se prolonga durante el próximo ejercicio podría restar hasta 1,1 puntos porcentuales de crecimiento al PIB. Es decir, alrededor de 12.000 millones de impacto. Una proyección en la línea que otros organismos como la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), que también prevé un recorte de 1,2 puntos si la situación se prolonga.

Uno de los peligros que señala el informe es que el menor crecimiento que se produzca en Cataluña el próximo año por la inestabilidad política pueda extenderse al resto del país. “Existe el riesgo de que a futuro, esta mayor tensión se traslade negativamente a las decisiones de consumo e inversión de consumidores y empresas”, explica el documento. Una situación que agravaría el impacto de la crisis.

Sin embargo, desde la entidad que preside Francisco González consideran que a día de hoy el escenario central es que la economía en 2018 crezca un 2,5%. Una cifra superior al 2,3% estimado por el Gobierno en el plan presupuestario enviado a Bruselas tras reducir tres décimas su proyección.

Asimismo, el informe 'Situación España' presentado hoy por el BBVA también contempla una ralentización de dos décimas en el crecimiento para 2017, que pasa del 3,3% al 3,1%, la misma previsión que el Gobierno. Sin embargo, esta moderación no está relacionada con Cataluña, sino por la “inesperada debilidad de las exportaciones y de la inversión en maquinaria” así como un crecimiento más lento del consumo de los hogares.

Pese a todo, el BBVA estima que la economía en el cuarto trimestre avanzará entre un 0,8% y un 1%, un ritmo similar al de los trimestres anteriores y que permitirá a España un alza del PIB superior al 3% por tercer año consecutivo. Un ritmo muy superior a la media comunitaria.

Ralentización del empleo

Una de las consecuencias de la ralentización de la economía es el menor avance del mercado laboral. En concreto, el BBVA prevé que el empleo crezca en 2017 al mismo ritmo que el año pasado y que se modere al 2,3% en 2018. Esto significa que se crearán 950.000 empleos en esos dos años, 50.000 menos que la proyección del Gobierno. Asimismo, la entidad financiera prevé que el próximo año la ocupación será todavía un 6% menor que la existente antes de la crisis.

En cuanto a los objetivos de déficit, lo servicios de estudio consideran que España cumplirá el 3,1% previsto para este año y que cerrarán 2018 en el 2,4%, lo que supone una décima más que la estimación del Gobierno recogida en el Plan de Estabilidad. En cualquier caso, supondría que España abandonaría el programa de déficit excesivo el próximo curso. Por último, el BBVA Research estima que la inflación este año se moderará hasta el 1,5% y que en 2018 podría situarse en el 1,2%.

Fotos

Vídeos