Baloncesto | Liga Endesa

Urgencias para el UCAM ante un rival engañoso

Ibon Navarro, durante el encuentro de la Champions contra el Tenerife./EFE
Ibon Navarro, durante el encuentro de la Champions contra el Tenerife. / EFE

Un tropiezo contra el Burgos, que suele dar una buena imagen fuera, dejaría tocados a los de Navarro

EMILIO SÁNCHEZ- BOLEAMURCIA

Para un equipo que vive pensando solo en el siguiente partido, es difícil hablar de cuál es el más importante de la temporada. Pero seguramente el de este mediodía en el Palacio sea uno de ellos. Porque a dos victorias de un 'playoff' que va a presentar una lucha encarnizada entre varios equipos de aquí al final de la temporada, este partido es de los que no se pueden dejar escapar. El UCAM no pude volver a cometer el error de dejarse sorprender, como le ocurrió en las visitas del Obradoiro y el Betis, que le impidieron entrar de lleno en una Copa que el UCAM mereció pero no logró por partidos como aquellos.

Entre esos encuentros de recuerdo doloroso hay otro en la memoria del seguidor murciano y es el disputado en Burgos, un choque que el UCAM tuvo varias ocasiones de sentenciar y que acabó en derrota de los de Ibon Navarro, dando el equipo a su rival la primera victoria de su historia en la Liga Endesa.

Y aunque el Burgos, recién ascendido, sigue siendo uno de los equipos más modestos de la competición, es mejor bloque que el de entonces. Tomó aquella victoria sobre los murcianos como punto de inflexión y se salió del guion que le llevaba a recibir paliza tras paliza. Con solo algunos retoques, ahora mismo ha logrado situarse fuera del descenso, consiguiendo cuatro de sus seis triunfos como visitante.

Problemas en la dirección de juego del UCAM, ya que a la baja de Martín se suma la casi segura de Hannah

Entre las mejoras burgalesas está el fichaje de John Jenkins, descarte NBA que aterrizó en su nuevo equipo la misma semana del enfrentamiento ante el UCAM, sin llegar a debutar. Desde entonces promedia 13,3 puntos, destapándose como un resolutivo escolta capaz de generar sus propios lanzamientos, un perfil echado en falta este año en Murcia. Eso sí, Jenkins, que no jugó la semana pasada por no haber resuelto a tiempo algunos asuntos burocráticos, estaba aún el viernes en Estados Unidos y parece difícil que en dos días se incorpore a su equipo y juegue, pero el Burgos lo ha incluido en la convocatoria.

Con o sin el americano, el Burgos presenta su mayor peligro en los foráneos, destacando el base Fisher y el ala-pívot Thompson, jugadores de cierta irregularidad pero con capacidad para crear muchos problemas cuando el partido arranca de cara para ellos. Así pasó en el choque de ida, que supuso también un empujón para el gigante Huskic -ni Delía ni Tumba pudieron con él- y para el tirador español Edu Martínez, artífice sorpresa de la remontada en el último cuarto, que ahora forma una rotación nacional de calidad en el exterior con Barrera y Álex López. Quien no estará será Gailius, aún baja por una fractura en la muñeca a finales de enero.

El equipo de Ibon Navarro acumula tres derrotas seguidas en la Liga Endesa y cuatro en la Champions, que le han hecho perder fuelle en la lucha por un 'playoff' que ahora ve a dos victorias de distancia. Si pierde hoy y el Andorra gana al Betis en su pista, se pondría a tres, diferencia más que peligrosa teniendo en cuenta que la próxima semana visita al equipo del Principado, el más en forma de la Liga Endesa con cinco victorias consecutivas.

Además de por resultados, ganar sería muy importante también por una cuestión de sensaciones. Hace más de un mes del último partido que ganó el UCAM y no hay mejor medicina que la victoria para un equipo que necesita levantar el ánimo, y que está sufriendo más de la cuenta para superar los 60 puntos, con porcentajes indignos y ataques demasiado elaborados.

Por hacerlo más difícil, la misma semana en que Navarro busca establecer una rotación interior que contente a Antelo, Lima y Faverani, sin incomodar a Soko, Delía y Tumba, han caído los bases. A la consabida baja de Martín se suma la casi descartada participación de Hannah, dejando coja no solo la subida del balón, sino también la dirección de juego en un equipo falto de la misma, y que deberá recurrir a la ayuda de Oleson, Benite y Urtasun -ninguno en su mejor momento- para estas labores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos