El UCAM Murcia asalta Barcelona

Benite lanza ante Hanga./ACBPhoto / V. Salgado
Benite lanza ante Hanga. / ACBPhoto / V. Salgado

Los de Ibon Navarro ganan por primera vez en su historia en el Palau. Un inicio mucho mejor de lo habitual y el despertar de Soko y Marko Lukovic, las claves de la victoria

EMILIO SÁNCHEZ-BOLEA

Iban dos temporadas en las que el UCAM había acariciado la primera victoria en Barcelona. Dos ocasiones en las que se había quedado muy cerca, pero eran ya 18 en las que lo había intentado y 27 los años que habían pasado de la primera visita al Barcelona del equipo murciano. Pero ayer el UCAM rompió su historia negra en el Palau Blaugrana y lo hizo anotando 97 puntos contra uno de los presupuestos más elevados del baloncesto europeo.

0

0

Ya fuesen derrotas o victorias, los partidos del UCAM esta temporada tenían el denominador común en lo malo del comienzo de choque. Atenazadas puestas en escena que a veces eran una carga demasiado pesada como para evitar la derrota y que llevaron a Ibon Navarro a decir que quería pasar «de motor diésel a fórmula 1». Y tenía que ser contra el Barcelona y en una pista en la que nunca había ganado. Ni el UCAM ni su entrenador.

Árbitro
Benjamín Jiménez, Luis Miguel Castillo y Antonio Sacristán. Sin eliminados.
Incidencias
Palau Blaugrana, 4.719 espectadores. 6ª jornada de la Liga Endesa.
               1er cuarto    2º cuarto    3er cuarto    4º cuarto
Parcial       21/23             27/27             19/25            27/22
Acumulado                      48/50             67/75           94/97

Pero no solo eran los comienzos de partido algo que debía cambiar en el UCAM. También el rendimiento de alguno de sus jugadores, y los más señalados eran Marko Lukovic y Ovie Soko. El momento del serbio llegaría ya, el del inglés más tarde. Con su superioridad sobre Moerman, Lukovic acababa con el gafe de los inicios cuando un Thomas Heurtel inspiradísimo más difícil lo ponía. El base francés, todo talento y desparpajo, estaba en uno de esos días en los que es capaz de sumar puntos hasta dormido, y se lo ponía difícil también a Kloof en ataque, retándole a tirar hasta cinco triples en el primer cuarto y anotando solo uno, pero con la aparición de un Urtasun que está convirtiendo en matemática su entrada con puntos, el UCAM aguantaba por delante el primer cuarto (21-23).

El UCAM ganaba de 16 a falta de siete minutos para el final, pero Phil Pressey apretó el resultado con sus tiros de tres puntos

Con Heurtel tomándose un respiro, al Barcelona le bastaban los despistes murcianos en el rebote defensivo, y por obra de Vezenkov aguantaba a un rival que mostraba un juego desenfadado ante un equipo que no encontraba sensaciones. La presión del Palau en una mala racha no es minucia alguna, un peligro creciente si al equipo visitante, sin nada que perder, le funciona su planteamiento.

Era el caso del UCAM, que con tres triples entre Benite y Urtasun, a cada cual más inverosímil, ponía dobles dígitos en una diferencia que apretaba el nudo de la corbata a Sito Alonso (33-43, minuto 17). Fue este el momento estimado por Navarro para probar a Faverani, pero aunque no fuera responsabilidad exclusiva del brasileño, su falta de ritmo propiciaba que el Barça anotara los once puntos seguidos a su entrada dentro de la zona, momentos de resurgir local en los que sin embargo la atención la acaparaba un espectacular mate de Kloof, que hacía víctima de su póster a Kevin Seraphin en la jugada de la jornada.

El Barça había vuelto, y un 2+1 de Vezenkov en el enésimo despiste en el rebote colocaba un 48-50 al descanso que daba vida a un equipo que, siendo poco más que Heurtel, tenía a una canasta de distancia a un UCAM en su mejor partido de la temporada. Eran precisamente acciones en el rebote ofensivo como la de Vezenkov las que permitían al Barça seguir mirando de cerca al conjunto murciano, superado 20-12 en el rebote.

En la reanudación el UCAM sabía resistir el empuje blaugrana, ahora con un actor más como Seraphin, superando a Tumba. El UCAM estaba lanzando más de tres que de dos, pero los aciertos ahora también eran de hombres como Rojas, Hannah y Oleson (60-63, minuto 25), y nuevamente con Benite exhibiendo su muñeca, pero esta vez complementado con la buena defensa de Delía. Entre el final del tercer cuarto y el principio del último se fraguaba un parcial de 0-13 que ponía un +16 que dejaba en 'shock' al Palau (67-83, minuto 33).

Una distancia de 16 puntos en el marcador y un mundo en sensaciones con siete minutos de encuentro. Empero, nadie contaba con Phil Pressey. El americano había anotado un triple en nueve partidos oficiales, pero ante el desafío de Kloof se destapaba con dos seguidos, prendiendo la mecha en el conjunto catalán. Una tromba de intensidad que, aunque era aplacada momentáneamente con dos triples de Urtasun (75-89, minuto 36), encontraba vida desde la defensa, tanto que el UCAM no volvería a anotar en juego.

Aunando fuerzas entre un Heurtel que no se cansaba de hacer diabluras y un Pressey crecido en su reivindicación, el Barça se pondría a cuatro puntos con 52 segundos por delante. El UCAM solo sumaba desde el tiro libre, y queriendo consumir segundos ante un Barça que apretaba, llegaban los errores. Concretamente de Benite, que aunque había sido el máximo anotador no solo estuvo a punto de empañar su actuación, también de desperdiciar una oportunidad histórica con dos pérdidas seguidas transformadas en cuatro rápidos puntos por el Barcelona para colocarse a solo un punto con treinta segundos por jugar (93-94).

Y si el paso adelante de un '4' -Lukovic- había llegado al inicio, en el final sería el de otro, Soko. El inglés capturaría el rebote de un tiro libre de Urtasun a 23 segundos de la conclusión que habría dado la oportunidad al Barça de tener balón para empatar o ganar, y seguido de dos tiros libres encestados a diez segundos del final cerraba la primera e histórica victoria del UCAM en el Palau.

El UCAM no solo se va de Barcelona con la victoria, también realizando un gran inicio de partido y con un equilibrio patente también por la anotación del banquillo -59 puntos-, rozando los 100 contra la segunda mejor defensa de la Liga, a quien superó también en rebotes y asistencias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos