El UCAM acaba jugando solo

Los jugadores del UCAM, en la pista tras la retirada del Guaros. / F.M.

El Guaros venezolano se retira en el tercer cuarto del amistoso ante los murcianos tras la expulsión de todo su banquillo y parte del universitario

EFESANJAVIER

El UCAM y el Guaros de Lara de Venezuela protagonizaron ayer un esperpento en el partido que les enfrentó en el pabellón Príncipe Felipe de San Javier , en el XXXII Memorial García Zaragoza-Martínez Pardo, y que fue suspendido mediado el tercer cuarto después de que fueran expulsados todos los jugadores del banquillo visitante y el equipo venezolano optara por retirarse cuando perdía por 25 puntos (69-44).

El encuentro, mientras se disputó, fue dominado claramente por el UCAM CB, cuyo ritmo no pudo ser seguido por su rival (11-2 de salida y 22-14 al término del primer cuarto). El tramo final del segundo cuarto ofreció un 0-8 que, al menos, hizo que la desventaja venezolana fuese de 19 puntos al descanso (54-35).

En la segunda parte la tónica se mantuvo y los granas, que el domingo vieron como el Gipuzkoa Basket le remontaban 18 puntos en Granada, no estaban dispuestos a que sucediera algo similar. De hecho, a falta de 4 minutos y 44 segundos para que concluyera el tercer cuarto la diferencia era de 25 puntos (69-44) y en ese momento una falta antideportiva de Mario Little sobre Marko Lukovic, una agresión por la espalda, dio paso a una trifulca.

Julen Olaizola, Ovie Soko y Kevin Tumba fueron expulsados, así como todos los jugadores que estaban en el banquillo del Guaros de Lara y que saltaron a la pista para intentar frenar la pelea. Con el reglamento en la mano, debían ver todos ellos el camino de los vestuarios por mucho que no fuese un encuentro de competición, así obraron los colegiados Andrés Fernández, Rafael Serrano y Alfonso Olivares.

Eso hizo que al cuadro venezolano le quedaran solo cinco jugadores para disputar lo que faltaba y, puesto que el domingo disputará la final de la Copa Intercontinental frente al Tenerife, la decisión del club fue la de no seguir disputando el encuentro. En la entidad que representa al equipo campeón de la Liga de las Américas valoraron lo que hubiera supuesto en cuanto a desgaste disputar 15 minutos sin cambios. El UCAM siguió sobre el parqué jugando una especie de partidillo de cinco contra cinco con los efectivos que todavía tenía disponibles.

Fotos

Vídeos