BALONCESTO

Siberia bien merece una victoria

Entrenamiento del UCAM, ayer, en el Arena Sever de Krasnoyarsk./LV
Entrenamiento del UCAM, ayer, en el Arena Sever de Krasnoyarsk. / LV

Oleson es baja, junto a Hannah, en el choque que el UCAM juega hoy en Krasnoyarsk, tras hacer el viaje más largo de su historia

EMILIO SÁNCHEZ-BOLEAMURCIA

Día histórico en Krasnoyarsk. No solo para el UCAM, que ha realizado el desplazamiento más largo de su historia -más de 8.000 kilómetros-, sino también para el local Enisey, que debutará en Champions League ante su afición. Como el UCAM, ya tiene experiencia en competiciones europeas después de disputar los tres últimos años la Europe Cup, la segunda competición de clubes organizaba por la FIBA -cuarta en cuanto a nivel si se tiene en cuenta la Euroliga y la EuroCup-, pero es esta su temporada de estreno en campeonatos continentales de cierto renombre.

Nacido en 1981 como el equipo de baloncesto de la Universidad Politécnica de Krasnoyarsk, el Enisey tiene hoy día la liga VTB como su competición doméstica, compuesta por equipos de cinco países diferentes del Este de Europa, pero en la que nueve de sus trece participantes son rusos. No ha empezado bien el curso para ellos, y es que han perdido sus dos partidos disputados hasta ahora por una diferencia acumulada de 34 puntos. Eso sí, uno de ellos fue contra el poderoso CSKA de Moscú, encuentro que supuso el debut oficial del español Sergio Rodríguez con su nuevo equipo.

Sí conoce la victoria en Champions League, asaltando a domicilio en la primera jornada la cancha del EWE Baskets de Oldemburgo (86-89), un choque ajustado en el que resultó clave su inmaculado 100% en tiros libres, asignatura pendiente de un UCAM que ya ofreció signos de mejoría en esta faceta el pasado domingo en San Sebastián, un triunfo que, como los anteriores, se labró después de mucho sufrimiento, demostrando carácter competitivo. Precisamente esta capacidad luchadora en partidos apretados podría ser puesta en evaluación por el Enisey, quien ganó su único partido de esta temporada en Alemania después de ir a remolque desde prácticamente el salto inicial.

Más información

Como tantos otros, el Enisey no es ajeno a la tendencia moderna de jugar con una sola referencia interior, aunque en su caso la excusa es mayor, ya que es uno de los equipos más bajos de la competición, teniendo como techos a Octavius Ellis, suplente de 2,07 metros, y al joven Igor Kanyigin, un centímetro más alto que su compañero pero que apenas entra en la rotación del grupo dirigido por Oleg Okulov. Así, el juego desplegado por los rusos intenta disponer de muchos espacios abiertos para sus jugadores de referencia, donde destaca la capacidad atlética de Anthony Hilliard y Suleiman Braimoh, y la versatilidad del bielorruso Vitali Liutych, su jugador más destacado en el inicio de temporada.

No es fácil fichar cuando tu equipo está en Siberia, por lo que el Enisey no experimenta los problemas de cupos que presenta el UCAM, con mayoría de jugadores rusos. Sus extranjeros tienen en común cierto espíritu aventurero, casos del ex NBA y ACB Zabian Dowdell, que ha jugado en ocho países diferentes, o de Braimoh, nigeriano formado en Estados Unidos y con un pasaporte que incluye lugares tan exóticos como Catar, Japón o Nueva Zelanda.

Para plantar cara a los siberianos Ibon Navarro ha decidido descartar en esta ocasión a Clevin Hannah, poniendo al día su visado en Estados Unidos, y de nuevo a Brad Oleson. Aunque estaba previsto que viajara, se encuentra aquejado de un esguince de tobillo que le hace ser duda incluso el domingo ante el Valencia Basket. Como la semana pasada, Mutic y Martínez completan los cinco jugadores formados en casa mientras que Faverani sigue en proceso de recuperación.

Fotos

Vídeos