Un rival en una nube para el UCAM

Sadiel Rojas./LV
Sadiel Rojas. / LV

Los de Navarro quieren mantener vivo el sueño copero con un triunfo ante el Fuenlabrada, que es la gran sorpresa del curso

EMILIO SÁNCHEZ- BOLEAMURCIA

Un apodo que le viene que ni pintado. Néstor García, más conocido como el Che, debutante esta temporada en la Liga Endesa pero con un currículo plagado de éxitos en Sudamérica, es el entrenador del equipo que es la auténtica revelación, no solo de esta temporada en la ACB, sino también de las mayores que se recuerdan en la historia reciente de la competición.

Porque su Montakit Fuenlabrada, tan modesto como aguerrido, marcha cuarto clasificado -empatado a diez victorias con el segundo- a solo tres jornadas de cerrarse la primera vuelta de la temporada regular en la Liga Endesa. Solo el Real Madrid ha logrado más victorias que el equipo del Che, que está a una más de certificar matemáticamente su presencia en una Copa del Rey a la que nunca nadie ha faltado con el mismo número de triunfos pasadas catorce jornadas.

Problemas en un hombro pueden provocar la baja de Rojas que, en principio, podría jugar infiltrado

Y en Fuenlabrada no están por la labor de un aplazamiento. Quieren amarrar la Copa y esa victoria que les queda la buscarán este mediodía ante el UCAM, que se metió de lleno en la lucha por un torneo que se le puso muy cuesta arriba después de someter al Baskonia en el último partido de 2017. Los de Ibon Navarro marchan en el décimo puesto de la tabla, empatados a victorias con el Unicaja -octavo-, el Andorra -un puesto por encima- y el Obradoiro, que parece fuera de la pelea salvo milagro por su mal 'basket-average'.

Peor bagaje de puntos

El equipo del sur de Madrid, pese a haber ganado diez partidos en catorce jornadas, ha recibido más puntos de los que ha anotado, y en un torneo que mide sus pases según el 'basket-average' en casos de empate, es esta descompensación la que le da una importancia capital al partido frente al UCAM, pues restando tres jornadas para cerrar la primera vuelta, son tres victorias las que sitúan al Fuenlabrada por encima del corte actual y, de perder contra el UCAM, tendría que jugarse su clasificación visitando de manera seguida al Real Madrid y el Valencia Basket, y con un ojo avizor en sus perseguidores.

Solo en dos ocasiones no se vistió de corto el dominicano en los cuatro años que lleva en el club

Una carambola que se antoja difícil, pues al menos dos de los cuatro equipos que entraron en esta jornada con siete victorias deberían ganar sus tres partidos (el Obradoiro cayó ayer ante el Unicaja, ahora con 8 triunfos), pero que en cualquier caso no le resta importancia al choque de hoy contra el UCAM, pues el Fuenlabrada aún puede ser cabeza de serie en el sorteo de conservar su posición actual.

En el UCAM, precisamente por no depender exclusivamente de sí mismo, Ibon Navarro prefiere no estar muy pendiente de las cuentas e ir partido a partido. Con quince puntos anotados más que recibidos, su balance sigue siendo inferior al de todos los equipos con ocho victorias, incluido un Gran Canaria que da igual lo que haga, pues jugará la Copa del Rey como anfitrión.

Casi sin entrenar

Ha sido duda muchas veces en las cuatro temporadas que lleva como jugador universitario y solo en dos ocasiones no se vistió de corto, por lo que el estatus de 'duda' asociado a Rojas puede sonar hasta a cachondeo. Sin embargo, esta vez parece que va en serio, pues en las dos últimas semanas apenas ha podido entrenar y la pasada se sometió a una resonancia magnética en un hombro que tiene «bastante mal, aunque es probable que juegue infiltrado», dijo Navarro el viernes, no sin añadir que «ese hombro habrá que pararlo en algún momento». En todo caso, Sadiel Rojas ha viajado a Fuenlabrada, de donde llegan muy buenos recuerdos, pues ahí se certificó la histórica primera clasificación del UCAM para el 'playoff' de 2016.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos