La resurrección de Ovie Soko

El jugador del UCAM Ovie Soko./LV
El jugador del UCAM Ovie Soko. / LV

Navarro le ha pedido «energía y confianza» y el jugador del UCAM le ha respondido con sus mejores números

EMILIO SÁNCHEZ-BOLEAMurcia

Es otro o eso dicen los números. Cuando en las ocho primeras jornadas un jugador con una efectividad del 15% desde la zona de triples ha intentado más lanzamientos de tres puntos que de dos, algo falla. Más si su presencia en pista supone parciales negativos en siete de esos ocho partidos. «Tiene el derecho de fallar doce», dijo Ibon Navarro después del peor partido de Soko, cuando bajó hasta el -7 de valoración ante el Obradoiro, algo que sonaba más a defensa pública de su jugador que a otra cosa.

«La Liga Endesa es una competición mayor, pero ya jugué como ala-pívot en Francia y Grecia», se reivindica Soko, cuarto máximo anotador de la liga helena (16,7 puntos), donde jugó antes de terminar la temporada previa a Murcia en el Brindisi italiano. Parece que lo suyo es cambiar de roles, porque cuando llegó, ni era para ser ala-pívot ni anotador. «Tus estadísticas serán buenas si ayudas a ganar, si no, no tienen trascendencia», dice un jugador al que en este principio de temporada le comían los números.

Pero ha vuelto las estadísticas a su favor en el partido ante el Bilbao, sumando más valoración (23) que en todos los partidos anteriores (18). Récord de puntos (20), de rebotes (5), de robos (5) y, lo más importante, de tiros libres (8) y de dos (6). Esto es lo más importante, porque esos lanzamientos decían que ha aprendido a leer ventajas y a atacar el aro más agresivamente. ¿Casualidad o punto de inflexión? Más bien lo segundo, pues ante el Estudiantes lanzó ocho veces dentro de la zona y se fue hasta los 18 puntos. En ambos partidos, victoria. Al fin, la trascendencia de la que habla Soko.

Esta nueva ubicuidad del jugador no solo le ha reportado una mejor selección de tiro, sino también rebotes. En los últimos cuatro partidos promedia 2,5 rechaces ofensivos, productividad que Navarro le ha encontrado solo pidiéndole «que juegue con energía y confianza».

Más rebotes

En la Champions repite el patrón. Pese a su 5,3% en triples,o su nueva utilidad trae rebotes, gran debe del UCAM en el inicio de temporada. Sus 12 capturas del martes en Lituania son el récord de cualquier jugador universitario en Europa.

El nuevo Soko llegó antes del parón, pero sigue aquí. Las 'ventanas FIBA' son otro paralelismo entre el estado de forma del jugador y el del equipo. En sus dos partidos con Gran Bretaña, de quien se ausentó en el Eurobasket «porque después de jugar un solo partido en 2017 pensé que debía hacer la pretemporada completa con mi equipo», 15 puntos y 7,5 rebotes de media. Sin duda alguna, el refuerzo de invierno del UCAM se llama Ovie Soko.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos