«Va a ser muy raro jugar en el Palacio con otro equipo»

Radovic pugna con Tomic en el Barça-Obradorio./EFE
Radovic pugna con Tomic en el Barça-Obradorio. / EFE

Nemanja Radovic, jugador del Obradoiro, dice que «intentaré no emocionarme mucho para no desconcentrarme»

EMILIO SÁNCHEZ-BOLEAMURCIA

Tiene solo 25 años, pero Nemanja Radovic es una leyenda del UCAM. No es una afirmación para nada gratuita, pues se fue este verano del club como el jugador extranjero con más partidos en la Liga Endesa en su historia, récord que sigue ostentando hasta que Sadiel Rojas le supere esta misma temporada. Dotado de gran carisma personal, fue uno de los jugadores fetiche de la grada de un Palacio de los Deportes que extraña sus ganchos y al que pasado mañana vuelve por primera vez después de tres temporadas y media, admitiendo que le será “muy difícil” controlar sus emociones ante una afición que sabe que le ovacionará.

Llegó en febrero de 2014 a un equipo en estado comatoso y su debut cortó una racha de ocho derrotas seguidas. Ayudó al UCAM a despojarse de su etiqueta de equipo ascensor y convertirse en el equipo que hoy disputa competiciones europeas y aspira a Copa del Rey y un ‘playoff’ que ya ha disputado. Un crecimiento que ha ido de la mano del que ha tenido el propio jugador, que salió buscando los minutos que la competencia con Antelo, emblema del club y único compañero que quedaba de la temporada en que llegó a Murcia, le impedían. Ahora es uno de los jugadores más destacados de un Obradoiro que es una de las sorpresas de este arranque de temporada, con cuatro victorias en seis partidos.

- ¿Qué tal se adapta al Obradoiro y la vida en Santiago de Compostela?

- He hecho un cambio después de tres temporadas y media en Murcia, por lo que al principio no fue fácil. Pero me están ayudando mucho, las cosas están yendo mejor, estoy muy adaptado, jugando bien, tenemos ya cuatro victorias y hay que seguir jugando así.

- Primer regreso a Murcia después de tres temporadas y media de muchas emociones. Un partido muy especial para usted.

- Claro que sí, muy especial. Va a ser muy raro para mí jugar frente a la afición del Palacio con el otro equipo, voy a tener que intentar no emocionarme mucho para no desconcentrarme. Hemos vivido muchas cosas muy buenas juntos, como jugar el ‘playoff’ o la EuroCup. Han sido los mejores años de la historia del club, algo que ha significado muchísimo para mí porque también puse mi parte, así que me va a ser muy difícil.

- ¿Cree que podrá aguantar los nervios cuando en la presentación del partido digan su nombre? La gente le va a aplaudir muchísimo.

Ya veremos, aunque me encantaría que me aplaudieran mucho (risas). Durante mi etapa en Murcia siempre tuve una relación muy especial con los aficionados, me animaban siempre y les sigo queriendo mucho.

- Llegó en 2014 como refuerzo de mitad de una temporada que se había torcido y se fue como el extranjero con más partidos en la historia del UCAM en la Liga Endesa y habiendo disputado la EuroCup. El club y usted han crecido de la mano.

- Sí, llegué a mitad de temporada en un momento en el que el UCAM estaba mal, con ocho derrotas seguidas, pero ganamos en Sevilla en mi primer partido y cada vez fuimos jugando mejor y ganando muchos partidos. A partir de ahí seguimos una línea de crecimiento juntos el UCAM como club y yo como jugador.

- Es curioso que una etapa tan exitosa no haya tenido continuidad en el banquillo. En su caso sale a más de un entrenador por temporada: Nicola, Ocampo, Katsikaris dos veces y Quintana. ¿Con quién se queda y por qué?

- Aunque con Diego Ocampo tuvimos una temporada muy buena y yo jugué un muy buen baloncesto, elijo a Fotis Katsikaris. La segunda parte del año pasado me encontré muy bien con él, creo que mis mejores partidos en Murcia fueron en ese tiempo, y me quedo con él por la ilusión que me transmitía.

- Nemanja, durante toda su estancia en el UCAM ha compartido posición con José Ángel Antelo, capitán del equipo. ¿Cree que era difícil aumentar la responsabilidad que tenía en el equipo si seguían peleando por el mismo puesto?

- Bueno, es cierto que habíamos llegado a un punto en el que yo necesitaba un poquito más de espacio, aspirar a jugar más, y Antelo es el capitán y tiene su sitio.

- Por tanto, el motivo de continuar su carrera lejos de Murcia obedece al crecimiento deportivo personal.

- Sí, quería más responsabilidad y más minutos. Para crecer como jugador hay veces que necesitas más tiempo de juego, y en el momento de mi carrera en que me encuentro creo que tenía que atreverme con ello, que era un paso que tenía que dar para seguir creciendo como jugador.

- ¿Siente que le quedó algo por hacer en Murcia?

- Me da pena no habernos clasificado ninguna vez para jugar la Copa del Rey, pero también hemos hecho muchísimas cosas buenas juntos. No se sabe si algún día volveré y haré eso con el UCAM.

- Con todos los respetos para el Obradoiro, aquí todos pensábamos que si algún día se iba sería para jugar en un equipo de mayor entidad, jugando competición europea. ¿Cómo le convencen?

- En verano Moncho Fernández –entrenador del Obradoiro- habló mucho conmigo. Me llamó, me contó la visión que tenía de mí en su equipo y eso fue algo que me gustó mucho. Esta confianza que me dio Moncho fue lo que me hizo decidir que el Obradoiro era el equipo en el que quería seguir jugando.

- Para llenar su hueco aquí ha venido su amigo Marko Lukovic, a quien le está costando un poco adaptarse. ¿Ha hablado con él o dado algún consejo?

- Sí, Marko es uno de mis mejores amigos, y de verdad que la primera vez en la Liga Endesa es un poquito difícil. Todo es nuevo para él y esta es la mejor liga de Europa, pero le sobra talento y no dudo de que al final de temporada va a estar jugando muy bien, estoy segurísimo. Es muy polivalente, puede hacer muchas cosas, tanto tirar como penetrar, y es un jugador muy listo.

Uno más uno son siete

Algo que sorprendió mucho de Nemanja Radovic a su llegada a Murcia fue su alto nivel de español y el poco tiempo de que precisó para dominarlo completamente. Conocida es la habilidad de los balcánicos para los idiomas, y en el caso de Radovic, el motivo de su español es bien curioso. "Me encantaban 'Los Serrano', de pequeño estaba siempre viendo esa serie en mi país, y ahí aprendí muchísimo". La popular ficción española, emitida originalmente entre 2003 y 2008 y protagonizada por Antonio Resines, Jesús Bonilla o Belén Rueda, entre otros, traspasó fronteras y fue vista en multitud de países, entre ellos el Montenegro natal de Radovic. "Cuando llegué a Murcia entendía muchas cosas, me costaba hablar un poquito, pero en cuestión de dos o tres meses ya hablaba muy bien".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos