Poco fondo de armario y tropiezo

El alero Brad Oleson entra a canasta, ayer.
El alero Brad Oleson entra a canasta, ayer. / F. M.

El UCAM paga su escasez de efectivos y sus carencias en el juego interior, y cae ante un Joventut lleno de jóvenes talentos

EMILIO SÁNCHEZ-BOLEA

A diferencia del primer día de torneo, al UCAM no le bastó con la aportación de sus jugadores principales, y ante un rival de ACB como el Joventut sufrió para mantenerse en el partido, con problemas en la dirección de juego y en las segundas ayudas ofensivas ante un rival que anotó siete triples y capturó 16 rebotes más, pese a faltarle hasta cuatro jugadores de la primera plantilla.

0

0

Quien sí pertenece por derecho propio a ese primer equipo tras pasar por una de las canteras más prolíficas de Europa es Nenad Dimitrijevic, gran verdugo del UCAM en la tarde de ayer y que apunta a ser una de las sensaciones de la Liga Endesa. El macedonio, de 19 años, abrió la lata de los triples en el equipo verdinegro con dos de los seis que anotaría en un primer cuarto en que llegaron a doblar (22-11, minuto 7) a un UCAM lento en la reacción, superado por el característico estilo de juego badalonés, con una defensa muy activa y ataques rápidos.

Divina Seguros Joventut
Dimitrijevic (20), Richard (13), Parra (9), Molins (3) y Jordan (12) -quinteto inicial- Birgander (4), Busquets (8), López-Arostegui (5), Vidal, Kulvietis (8) y Ventura (5).
UCAM Murcia
Kloof (11), Oleson (8), Soko (14), Lukovic (6) y Delía (13) -quinteto inicial- Martín (6), Benite (15), Mutic, Martínez (0), Olaizola (2), Mendiola y Rojas (4).
Parciales
25-18, 17-19 (42-37), 20-17 (62-55) y 25-24 (87-79).
Árbitros
Óscar Perea, Juan de Dios Oyón y Pedro Munar.
Incidencias
Pavelló Esportiu Municipal de Sant Julià de Vilatorta, 400 espectadores. Torneo BBVA de Sant Julià de Vilatorta.

Aunque Ibon Navarro parecía controlar los problemas defensivos ante un rival que cerraba el primer cuarto en proyección del centenar de puntos (25-17), a los catalanes les bastaba con poco para mantener su ventaja en torno a las dobles figuras sobre un UCAM muy espeso en ataque, y en el que Alberto Martín no conseguía disimular mediante su coraje cierta desesperación en el lenguaje no verbal (36-24, minuto 16), al tiempo que Soko lo intentaba por su cuenta pero alternaba buenas acciones y torpezas. La puesta en escena conjunta de Benite y Oleson volvía a dar buen resultado, anotando entre ambos doce de los últimos trece puntos de su equipo antes del descanso para mantener al UCAM en el partido (42-37).

Sería en la reanudación cuando los universitarios ofrecieron su mejor versión, volteando el marcador de su lado mediante un rápido parcial de 2-10 (44-47, minuto 23) en el que coincidieron los dos bases -Martín y Kloof- para dotar de mayor disciplina al ataque, y los centímetros de Soko, Lukovic y Delía para cerrar el aro. Sin embargo, y como manda la pretemporada, era momento para experimentar, y con Kloof en el banco, ni Martín ni el canterano Emilio Martínez proporcionaban una dirección sólida. El Joventut, crecido en confianza desde la defensa, ganaba enteros en ataque con la soltura de Dimitrijevic y la contundencia de Jordan para, con un parcial de 15-6, entrar en el último cuarto con el viento a favor (62-55).

Aunque Ibon Navarro apostara ahora por sus jugadores de más renombre, incluido un Sadiel Rojas que debutaba esta pretemporada, el macedonio Dimitrijevic estaba de dulce, y con el descaro propio de su edad lanzaba a un Joventut que volvía a disfrutar de rentas superiores a la decena (75-64, minuto 34). El UCAM, visiblemente fatigado, tiraba de sus dos jugadores más físicos, Kloof y Soko, para mantenerse en el partido, llegando a situarse a dos puntos, pero en los últimos ataques los de Diego Ocampo seguirían sumando de tres en tres mientras que en el UCAM se sucedían los ataques anárquicos.

El problema del juego interior fue evidente más que en ningún otro partido de pretemporada, con el Joventut llevándose 16 rebotes más que el UCAM (39 por 23).

Fotos

Vídeos