LIGA ENDESA

«El partido con el Obradoiro es tácticamente más difícil que el del Barcelona»

Ibon Navarro./EFE
Ibon Navarro. / EFE

Ibon Navarro dice que el UCAM disputa mañana un choque muy complicado, «contra un rival que te exige mucho y ante el que debemos tener un nivel de concentración altísimo»

LA VERDADMURCIA

El UCAM CB tiene mañana ante el Monbus Obradoiro «un partido tácticamente más difícil» que el que ganó el domingo por 94-97 en la pista del Fútbol Club Barcelona, según dijo ayer el entrenador universitario, Ibon Navarro.

El técnico universitario, aún con el recuerdo de la derrota del miércoles en el partido de Champions ante el EWE, indicó que «a mí no me gusta contar milongas, pero lo cierto es que este fin de semana tenemos un partido muy complicado tras disputar en Alemania el que hasta ahora ha sido el encuentro más difícil que hemos afrontado a nivel técnico y táctico y que jugamos casi sin tiempo para prepararlo. Ahora llega el Obradoiro, un rival que te exige mucho y ante el que debemos tener un nivel de concentración altísimo».

Recordado lo ocurrido el miércoles, admitió que hubo diferencia entre ambos conjuntos: «Ellos [los jugadores del EWE] hicieron un partidazo, una barbaridad de encuentro, y hay que ser justos. Por nuestra parte no fue tan desastroso y hay que relativizar a pesar de que fue el primer partido de esta temporada en el que no competimos por ganarlo».

«Hay que quedarse con lo mejor de nuestra defensa y de nuestro ataque, aunque yo prefiero ganar por 73-68 que hacerlo por 98-93»

Dejando atrás ese revés, toca centrarse en lo inmediato y el técnico del UCAM espera que su equipo «esté muy mentalizado y que también lo esté la afición y que saquemos el partido adelante con el apoyo de todos».

El cuadro murciano ha pasado de ganar o perder sus partidos con poca anotación a hacerlo con guarismos mucho más altos, tal y como se vio en los dos últimos compromisos. Al respecto, Navarro dijo que «el ataque y la defensa son vasos comunicantes. En las últimas jornadas hemos apostado por algo diferente, que en Barcelona salió bien y en Oldendurg, no».

«El equipo no ha dejado de trabajar pero ha perdido un punto de agresividad en esos encuentros, aunque no es algo que me tenga especialmente preocupado. Hay que quedarse con lo mejor de nuestra defensa y con lo mejor de nuestro ataque, aunque yo prefiero ganar por 73-68 que hacerlo por 98-93».

Fotos

Vídeos