BALONCESTO

Una olla sin presión

Los jugadores del UCAM tras un partido. /Nacho García/ AGM
Los jugadores del UCAM tras un partido. / Nacho García/ AGM

El UCAM visita hoy al Pinar, ya clasificado para el 'top 16' de la Champions y pensando en optimizar fuerzas

EMILIO SÁNCHEZ-BOLEAMURCIA

El equipo de Ibon Navarro logró su objetivo de estar entre los ocho primeros de la Liga Endesa pero no estará en la Copa. Es lo que tiene que el organizador sea noveno. En Europa el objetivo está cumplido a tres jornadas vista y escalar hasta la segunda posición depende de uno mismo.

El escollo de esta semana, un Pinar Karsiyaka con una cancha que cumple el tópico turco de ambiente hostil. Pabellón pequeño y de grada muy pegada a la pista donde la gente vive de pie los paridos de un equipo que sigue decepcionando pese a sus grandes nombres.

Con un plantel muy descompensado en foráneos y nacionales, su entrenador, Trifunovic, sigue intentando montar cada día el 'show' desde la banda que camufle las carencias tácticas de un equipo que vive de las individualidades de sus americanos. En la competición doméstica, con un 'scouting' más intenso, no levantan cabeza, pues son cuartos por abajo, y en Champions, donde este estilo le favorece, pero no a la larga, empiezan los problemas: ha perdido sus dos últimos partidos en casa.

Pero siguen sumando. Bryon Allen, máximo anotador del grupo cuando jugaba para el EWE, firmó por el equipo del ex del UCAM Scott Wood cuando una bronca con el entrenador le apartó del club bávaro, pero tienen que hacer convocatorias y él aún no ha entrado.

A diferencia del UCAM, el Pinar llegará descansado, pues este fin de semana ha sido el 'All-Star' de la liga turca. Vitor Benite es el primer descarte por unos dolores en la espalda que le han dejado en Murcia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos