Baloncesto | UCAM

Ibon Navarro pide a su equipo «jugar con más calma y mostrar fortaleza mental»

Ibon Navarro, este viernes, durante la rueda de prensa./UCAM
Ibon Navarro, este viernes, durante la rueda de prensa. / UCAM

El entrenador del UCAM Murcia espera acabar la racha de tres derrotas seguidas este sábado en la pista del San Pablo Burgos

EFEMurcia

Ibon Navarro, entrenador del UCAM Murcia, reclamó "jugar con más calma" y "mostrar fortaleza mental" para así romper una dinámica de tres derrotas seguidas -dos en la Champions League y una en la Liga Endesa- y espera que esa racha acabe este sábado en la pista del San Pablo Burgos.

"Estamos bien sabiendo que somos los mismos que competimos en Barcelona y contra el Valencia Basket. Este equipo compite siempre y tenemos que mantener esa línea y saber que tenemos que trabajar más que los demás para ganar; en cuanto a la enfermería estamos mal pues causan baja Álex Urtasun y Vítor Faverani y viajan con algunas molestias Brad Oleson, Vítor Benite y Marcos Delía, aunque estarán preparados para jugar", comenzó diciendo el técnico vitoriano en rueda de prensa.

El entrenador grana, quien admite que les está costando más anotar en casa que fuera, considera necesario "encontrar la forma de meter a todos los jugadores en juego porque eso nos ayudará".

El UCAM llega a esta cita siendo el undécimo clasificado con un bagaje de tres victorias y cuatro derrotas, a un triunfo de los puestos que dan derecho a disputar la Copa del Rey. Enfrente tendrá a un rival con más problemas, pues es colista con siete derrotas en siete jornadas.

"Para ellos es el partido y sabrán que lo ganarán, pero yo llevo dos años jugando partidos como éste. El San Pablo es un buen equipo, con muy buenos jugadores, que va cogiéndole el pulso a la competición y que va a ir hacia arriba, eso seguro, pues tiene capacidad para crecer, aunque nosotros nos preocupamos en lo nuestro, en hacer un partido serio y llegar al final con opciones de ganar y aprovecharlas", señaló al referirse a uno y otro bando.

En el cuadro burgalés se espera el debut del estadounidense John Jenkins, de quien habló bien Navarro: "Puede jugar de base, escolta y alero y tiene capacidad de tiro, aunque espero que necesite tiempo y no dé su máximo nivel en este encuentro".

En se sentido, remarcó que "no es un partido de urgencias para nosotros y mientras compitamos vamos a poder ganar en Burgos y en cualquier sitio".

En todo caso, sí admitió que "sería muy positivo romper la racha que llevamos y es importante mostrar fortaleza mental y seguir trabajando como hasta ahora".

El conjunto universitario se está habituando a perder en finales ajustados, como el miércoles ante el Pinar Karsiyaka turco en la Champions League (91-96 en la prórroga) y el domingo contra el Monbus Obraoiro en la Liga (60-62).

Navarro espera que se dé otro encuentro igualado en la pista de un debutante y en la que la entidad grana nunca jugó en la máxima categoría. "Seguramente tendremos otro final apretado, como todos excepto el día del Unicaja y en Oldenburg, y en esas situaciones hay que jugar con más calma y aprender de las cosas que nos están pasando, aunque a veces es difícil jugar más con la cabeza que con el corazón especialmente tras remontar un encuentro", explicó.

Sobre si la plantilla acumula cansancio por tener que competir también en el ámbito internacional, su técnico aseguró que "un partido de competición europea no es una carga pesada, sino que a nivel de planificación lo veo como el mejor entrenamiento para el partido del domingo".

Más información

Fotos

Vídeos