Un equipo desdibujado ante el colista

Lukovic lucha con Golubovic con Hannah frente a ellos./Edu Botella / AGM
Lukovic lucha con Golubovic con Hannah frente a ellos. / Edu Botella / AGM

El UCAM se deja remontar trece puntos de ventaja en la segunda parte ante el último clasificado y la Copa se aleja para los murcianos

EMILIO SÁNCHEZ- BOLEAMURCIA

Segunda derrota seguida de las que duelen en la Liga Endesa para el UCAM. Esta vez sin el consuelo de competir hasta el último segundo contra el equipo más laureado de Europa. Ayer fue ante el colista, en casa y después de ir ganando por trece puntos en la segunda parte, momento en que los murcianos perdieron todas sus ideas ofensivas y vieron cómo el último clasificado, apoyado en poco más que dos jugadores, le recortaba distancias hasta tenerle sometido con el exentrenador local Óscar Quintana en el banquillo, contra quien se vieron probablemente los peores minutos de juego de la temporada en una segunda parte en la que el UCAM solo anotó 24 puntos con un acierto del 25% en el lanzamiento.

63 UCAM

70 REAL BETIS

Árbitros
Benjamín Jiménez, Jordi Aliaga y Andrés Fernández. Eliminado: Ovie Soko
Incidencias
Palacio de los Deportes de Murcia, 5.120 espectadores. 12ª jornada de la Liga Endesa.

El equipo de Ibon Navarro compite siempre. Da la cara contra quien sea y en la plaza que toque. Pero no solo se vive de esfuerzo, trabajo e ilusión, pues de ser así en la Liga Endesa habría muchos campeones. Es lo que va de serie, lo que cuando también canaliza el talento permite ganar en el Palau Blaugrana o hacer sudar sangre al Real Madrid y el Valencia. Partidos de mérito que corren el riesgo de quedar en anécdota si luego se sufren cataclismos como el de ayer ante el Betis, último partido en sumarse a una considerable lista de derrotas llegadas por no gestionar ventajas. Un defecto que parecía superado después de las tres victorias fuera con que el UCAM ha comenzado diciembre, amén de la derrota 'in extremis' ante el Real Madrid.

El Palacio, otrora fortaleza y ayer frío como un témpano, solo ha visto ganar a su equipo un primer cuarto en los diez partidos que ha acogido esta temporada. Navarro lo achacaba en la previa a las «ganas de agradar». Sigue sin haber solución, pues, pasados cuatro minutos de juego, el marcador era de un pírrico 5-4 ante un Betis que se sumaba a la flojera local en un intercambio de fallos que de vez en cuando daba con alguna canasta, como los dos triples de Hannah por un lado y Alfonso Sánchez por el otro para

LAS CLAVES Con ocho bastaEl UCAM no perdía contra el Betis desde enero de 2013 Próximo encuentroEl miércoles, en casa (20.30 horas) ante el Enisey de Krasnoyarsk, en el primer partido de la segunda vuelta de la Champions

cerrar un primer cuarto (14-16) de ritmo plomizo del que el primero que se liberaba era el conjunto bético (19-24, minuto 15).

Cuando la pizarra no funciona hay que recurrir al ingenio. Y en el UCAM nadie se mueve mejor en la improvisación que Clevin Hannah, que en su vuelta al parqué daba una nueva dimensión a su equipo, rompiendo la horizontalidad en que se movía el ataque murciano y sumando trece puntos al descanso, incluida alguna canasta circense, para liderar un parcial de 20-7 en los cinco minutos previos al descanso con que lanzar a su equipo (39-31).

Daba la sensación de que el peor tramo había pasado, y sin que un Betis que demostraba por qué era colista aprovechara la ocasión. Sensación en aumento después de que el UCAM diera primero en la reanudación alcanzando su máxima ventaja (44-31) ante un rival que tardaba tres minutos en anotar.

Dos jugadores para una remontada, Ryan Kelly y Blake Schilb. Dos hombres, 21 puntos. Todos los del Betis en el tercer cuarto, además de dos tiros libres de Anosike. Todos, después de la máxima ventaja murciana, que solo dio con dos canastas para contrarrestar el vendaval de un dúo que, además, funcionaba por una regla muy sencilla: aclarado a los buenos. Sencillo pero tan efectivo como opuesto al juego del UCAM, que cuando mejor se encontraba se enrocó y pretendió salir del bache con posesiones largas y elaboradas, dando continuamente con tiros al límite, pérdidas por falta de entendimiento y bajada de intensidad defensiva. Del 44-31 se había pasado al 48-49, estirado hasta el 50-57 que ponía Úriz con un triple para abrir el último cuarto.

Con un voluntarioso Delía y otra vez Hannah en pista, el ataque dio con algunas canastas más por deseo que por táctica, un tímido despertar que traía mayor entrega defensiva hasta Urtasun empatar con un triple (57-57, minuto 34) y tener Hannah la oportunidad de adelantar después de un robar un balón y ser objeto de antideportiva. Sin embargo, falló uno de los tiros libres y el UCAM desperdició su posesión extra, mientras McGrath daba seis de ventaja a los suyos tras un triple (58-64, minuto 36). Con el UCAM muy tocado Kelly quería sentenciar y lo lograría, pues una canasta de las que ninguna defensa puede parar ponía un 60-68 a 2:47 que parecía definitivo, y que efectivamente lo era con el equipo local desperdiciando acciones como el contraataque perdido por Oleson a 55 segundos del final.

Con siete derrotas y dos victorias de diferencia con Obradoiro y Tenerife, que marcan el corte de la Copa, y una con Unicaja -los tres han ganado al UCAM-, parece que solo un milagro podrá evitar el aplazamiento de la cita de febrero para el UCAM por otro año más.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos